Por Alejandro Basulto
26 noviembre, 2020

Una mancha blanca entre los árboles le alertó de su presencia.

Estamos en tiempos de grandes innovaciones y avances tecnológicos. Los que han sido muy útiles en diferentes áreas, tales como la medicina, la construcción, la educación, la seguridad, entre otras. Destacando los drones como una de las tecnologías más vendidas y anheladas en el mercado.

ABC News

Un vehículo aéreo de pequeño tamaño, que con una cámara permite ver paisajes desde distintos ángulos y alturas. Y en este caso, fue el guía de senderismo, Brian James, quien utilizó su dron para hallar a una perrita golden retriever que se había extraviado.

@roulette_travel / Instagram

Esta can se llama Meadow y su último avistamiento había sido cerca de un bosque en el norte del estado de Nueva York. Área boscosa que era muy grande y que por lo tanto, iba a significar un gran obstáculo para encontrar a esta cachorra blanca de un año de edad. Búsqueda que a pesar de ser difícil de realizar por tierra, no era tan compleja para realizarla desde el aire. Por lo que Brian James utilizó su robot aéreo, dando poco después con una mancha blanca entre los árboles. Sin duda esa podía ser Meadow.

@roulette_travel / Instagram

Según lo contado a ABC News, posteriormente este guía de senderismo se dirigió hacia esta perrita a pie, para después poder verla y realizarle señas para que viniera hacia él. La desorientada perruna corrió rápidamente hacia Brian, siendo solo cuestión de tiempo para que él la pudiera llevar de vuelta con su familia. Después de varios días extraviada por fin esta can regresaría a casa, donde le brindarían las caricias y los cuidados que tanto merece y extrañó.

@roulette_travel / Instagram

Finalmente, Brian James trasladó al golden retriever, Meadow a su hogar, donde la esperaban sus dueños Gary y Debbie Morgan. La felicidad en sus rostros al momento en que supieron que habían encontrado a su perrita, era indescriptible. Estaban encantados, y cuando vieron el video del dron, además les inundó la gratitud y el asombro. Agradecimientos que iban dirigidos a Brian, un extraño que respondió de manera desinteresada ante sus pedidos de ayuda.

 

Puede interesarte