Por Valentina Miranda
13 septiembre, 2021

Siggi es una cachorra rat terrier que fue salvada por un grupo de rescate en Estados Unidos y fue acogida por la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Oklahoma para hacerle los análisis y operarla. Esto fue un éxito y ahora tiene un nuevo hogar. Su nueva dueña, Lorraine “ahora tiene a Siggi haciendo muchas cosas que a los cachorros les gusta hacer, incluyendo perseguir una pelota en la yarda”, dijo el Doctor Clary a Daily Mail.

Hay situaciones en que los animales nacen con ciertas dificultades para vivir bien o hacer actividades, como enfermedades o malformaciones complejas. En este último caso, a veces hay solución y los resultados suelen ser exitosos por lo general.

Siggi es una perrita de raza rat terrier que nació con sus patas delanteras al revés. Ella tiene 13 semanas de edad, y hasta entonces se había acostumbrado a gatear con ayuda de sus codos delanteros.

Crédito: Oklahoma State’s Veterinary College

El cachorro fue descubierto en mayo por un grupo de rescate de Texas (Estados Unidos) y fue llevado a la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Oklahoma, institución que ahora le hizo la cirugía, según reporta Daily Mail.

Esta facultad contaba con experiencia de este tipo con un caso similar en el 2019. Se trataba de un perro de raza foxhound llamado Milo, en el que sus patas delanteras estaban al revés también, pero gracias a la operación se corrigió esta situación.

Crédito: Oklahoma State’s Veterinary College

“Al igual que con Milo, el problema de Siggi parecía estar en las patas, pero en realidad estaba en los codos. Por razones que no se comprenden completamente, los codos de estos pacientes se salen de la articulación en la vida temprana y el resultado es una rotación severa de las extremidades anteriores inferiores y una incapacidad para caminar. A lo sumo, pueden hacer un gateo que parece más incómodo y no se adapta a la vida de un perro”, dijo el Doctor Erik Clary en un comunicado de prensa, según Daily Mail.

Sin embargo, Siggi traía consigo algo extra que complicó el escenario a diferencia de Milo, ya que tenía una malformación en la parte interior de su codo. Todo esto se vio a través de la tomografía computarizada. “La tomografía computarizada nos ayudó a planificar un procedimiento más complejo que requeriría una ruptura intencional en lo alto del hueso del cúbito para desrotar la extremidad”, dijo Clary en el mismo medio.

Crédito: Oklahoma State’s Veterinary College

La cirugía se realizó el 12 de mayo y los codos de Siggi se aseguraron con férulas y un dispositivo de fijación ortopédica mientras se sanaban sus huesos. El 29 de junio se realizó un chequeo y se encontraba en buenas condiciones. “Con ese chequeo, confirmamos la curación del hueso con un examen de rayos X y luego retiramos la férula de Siggi para siempre”, dijo Clary a Daily Mail.

Después de esto le enseñaron a caminar y fue adoptada en poco tiempo. “Ella demostró ser una aprendiz bastante rápida”, dijo Clary al medio inglés, donde también contó que su dueña adoptiva llamada Lorraine desarrolló un regimiento de rehabilitación con el grupo de rescate Dallas DogRRR, por lo que “ahora tiene a Siggi haciendo muchas cosas que a los cachorros les gusta hacer, incluyendo perseguir una pelota en la yarda”.

Un final feliz para Siggi que comienza una nueva vida.

Puede interesarte