Por Valentina Miranda
22 junio, 2022

Andi ha recibido cariño desde que fue adoptada por Jennifer Tripucka, pero tras ser esterilizada se ha apegado al muñeco sin dejar que nadie se le acerque, y hasta intenta amamantarlo. Una condición llamada “embarazo fantasma” que suele pasar después de la cirugía.

No hay día en que las personas no aprendan algo de los animales, especialmente si los ven con mucha frecuencia como es el caso de las mascotas.

Cuando Jennifer Tripucka adoptó a la perrita Andi del refugio Wise Animal Rescue en New Jersey (Estados Unidos), supo en ese momento que siempre estaría para ella, pero nunca imaginó que la mascota de 4 años se apegaría tanto a un cerdito de juguete.

Jennifer Tripucka

La shih tzu fue salvada de su vida anterior, donde la utilizaban para la reproducción pero gracias a sus rescatistas ha podido salir adelante y conocer el amor que su familia le ha dado, además del muñeco rosado que se ha convertido en su favorito.

“Andi encontró el cerdito en el contenedor de juguetes e inmediatamente comenzó a llorar y chirriar en su hocico. Luego lo llevaba por toda la casa, dando vueltas, llorando y protegiéndolo”, contó Jennifer a The Dodo. Un hábito que ha registrado en su cuenta de TikTok.

Jennifer Tripucka

Además la shih tzu no dejaba que sus hermanos caninos se acercaran al cerdito y les ladraba cada vez que lo intentaban, y esto no pasó desapercibido para la dueña. Cuatro días después de esterilizarla, un veterinario le explicó que se trataba de un “embarazo fantasma”, algo que puede ocurrirle a las perritas tras la cirugía.

“Ella también trata de amamantarlo. A veces se olvida, sale del área donde está y da vueltas buscándolo y llorando. Luego lo encuentra y se muda a un nuevo lugar para anidar. Tiene el tamaño perfecto, como podrían ser sus cachorros”, explicó Jennifer al medio.

Jennifer Tripucka

Sin embargo, Andi no es una mascota malhumorada y ni mucho menos egoísta. Vive junto a sus hermanos Finn, que también fue adoptado del refugio, y Pierre, el cual padece cáncer y la compañía de los dos le ayudan a sentirse mejor.

“Ella es simplemente la cachorra más gentil, cariñosa y maravillosa que puedas imaginar. Realmente no podía imaginar la vida sin ella”, comentó la mujer al sitio.

Mira uno de sus videos a continuación.

Una situación tan inesperada como la llegada de Andi a la vida de su familia, un hecho que ha mejorado sus vidas con su compañía y ternura. “Realmente necesitaba un alma dulce adicional para agregar a nuestra manada”, dijo Jennifer a The Dodo. Así como tampoco imaginaron que aquel juguete sería tan importante.

Puede interesarte