Por Camilo Morales
13 enero, 2022

Debido a sus problemas de socialización y su miedo a otros canes, desde el refugio RSPCA explicaron que estaban esperando que Bella pudiera tener un dueño experimentado en perros.

Hay millones de perritos en el mundo que han sido abandonados por dueños irresponsables y que deben enfrentar dificultades para sobrevivir en las calles, como los climas extremos y la desnutrición.

Y a pesar de que existan personas y organizaciones que se dediquen al rescate de estos animales y a su cuidado en distintos refugios, el segundo gran obstáculo que las mascotas deben enfrentar es ser elegidos por familias que quieran acogerlos en sus hogares.

RSPCA

Es por eso que hay muchos canes que se la pasan años en refugios esperando ese momento, ya que por su edad o por problemas de salud ese momento se va atrasando cada vez más.

Una de las perritas que ha pasado por esto es Bella, una mestiza que a lo largo de muchos años ha esperado el momento en que alguien la reciba en su hogar y le brinde cariño. Sin embargo, ese momento le ha sido esquivo.

RSPCA

Según información de Metro UK, a lo largo del tiempo Bella ha perdido habilidades de socialización lo que ha generado que tenga problemas en su adopción. Ya tiene 2 años, tiempo en el cual ha pasado de refugio en refugio.

Ahí le encanta estar rodeada de gente, pero también disfruta con la compañía de sus peluches, a quienes considera como sus “amigos”.

RSPCA

Como no ha vivido en otro lugar que no sean las perreras, los voluntarios intentan socializar mucho con ella para que se acostumbre al contacto con humanos. “Tratamos de pasar el mayor tiempo posible con ella pero no podemos estar con ella todo el tiempo“, explicó Hannah Hawkins, una asesora del refugio RSPCA.

Este lugar ha sido el hogar de Bella, en el cual los voluntarios se han dado cuenta que teme de otros perros y sufre trastorno de ansiedad. De hecho ese comportamiento ha imposibilitado que alguien se interese en ella.

RSPCA

Según explicaron desde la RSPCA, la mala gestión en su cuidado en otros refugios empeoró su situación de socialización. “Estaba increíblemente frustrada cuando empezamos a trabajar con ella. Pero después de meses y meses de trabajo intensivo comenzamos a verla mejorar“, agregó Hannah.

Ahora Bella se ha hecho amiga de otros canes e incluso le gusta pasar más tiempo con la gente. Sin embargo, todavía no es tiempo para que encuentre una nueva familia. “Necesitará tiempo (…) Necesitará un adoptante experimentado para que pueda continuar con su entrenamiento“, explicó la voluntaria.

RSPCA

Además de eso, dijo que era necesario que el lugar donde fuera adoptada fuera tranquilo. “Necesitará dueños que puedan pasar mucho tiempo con ella y poco a poco le enseñen que está bien que la dejen sola“, cerró Hannah.

Puede interesarte