Por Valeria Urra
15 junio, 2022

Esta nueva “cama” de gran tamaño, ha funcionado muy positivamente con Snoopy, ya que sirve como una casa de juegos privada y como una forma de acercarse aún más a su dueña, logrando derribar la timidez que presentaba la perrita.

Snoopy es una perrita de tamaño mediano, color blanco y manchas negras que fue adoptada hace 5 años por Kyla McGuire en el estado de Missouri, Estados Unidos. En cuanto llegó a su nuevo hogar se dieron cuenta de lo tímida que era y de que no le gustaban mucho los espacios que tuvieran un tamaño reducido, pero afortunadamente y sin esperarlo, logró encontrar hace poco un lugar que la hace sentir totalmente satisfecha y relajada: una carpa.

Kyla McGuire

“Ella no rompe (los animales de peluche), ni nada”, mencionó Kyla a The Dodo, “Pero a ella le encanta acostarse con ellos”.

El medio americano agregó también que esta nueva “cama” de gran tamaño, ha ayudado mucho a aumentar la confianza de Snoopy, ya que funciona como una casa de juegos privada y como una forma de acercarse aún más a su dueña. “Cada vez que me siento cerca (de la carpa), ella entra”, dijo McGuire.

Kyla McGuire

Esto resulta muy positivo, ya que “Cuando fue adoptada por primera vez, Snoopy era muy tímida. El equipo de rescate le dijo a McGuire que encontraron a Snoopy en una zanja con su hermana, pero eso era todo lo que sabían sobre sus antecedentes”, de acuerdo a lo informado por el medio especializado en animales.

La perrita además estuvo cabizbaja durante una semana cuando llegó a su nueva casa, pero no le costó acostumbrarse, ya que prontamente comenzó a explorar escudriñando en todos lados para captar qué había, llegando a meterse a la basura, hacer desórdenes típicos de un cachorro e incluso mandando a su hermano mayor, Loki.

Kyla McGuire

Kyla destacó y agradeció toda la ayuda que le ha entregado Snoopy desde que llegó a su vida. “Definitivamente cambió mi vida para mejor. Ella me hace compañía todo el día y sabe cuando estoy molesta”.

Puede interesarte