Por Felipe Costa
25 febrero, 2021

Peggy fue secuestrada de su casa en noviembre de 2020 y los criminales no dejaron rastro alguno de su paradero. Aún así, una agente siguió meses pendiente y un día la reconoció, estaba abandonada en la calle por lo que no dudó en llevársela en su patrulla. La felicidad de la cachorra fue indescriptible.

Lamentablemente, el robo de cachorros durante el último año se ha hecho cada vez más frecuente en ciertas partes del mundo. El Reino Unido es uno de los territorios más afectados junto con Nueva Zelanda y pese a que sus ciudadanos se han informado de aquello, jamás piensan que ellos serán víctimas de un crimen así, siendo esta vez una perrita llamada Peggy a quien secuestrarían desde su propia casa.

Apoyo – Pixabay

El 10 de noviembre de 2020, la Policía neozelandesa recibió una solicitud de investigación luego de que se notificara el robo de dos perros, una de ellas, la pequeña Peggy, una Terrier negra. La búsqueda comenzó inmediatamente pero tras días sin tener pistas, los esfuerzos se fueron centrando en otros delitos más recientes.

Sin embargo, la perseverancia de una de las agentes permitió que meses después se identificara a una cachorra muy parecida a Peggy. La oficial, únicamente tenía en sus recuerdos las fotos de la perrita, pero fue más que suficientes.

South Yorkshire Police

La agente no tenía dudas. Estaba viendo a la misma perrita que tanto buscó 3 meses atrás y sería la única oportunidad quizás de rescatarla, así que se bajó del coche patrulla para audazmente llevársela con ella. La peluda lucía un aspecto que la hacía parecer abandonada.

“Nuestro oficial vio a Peggy, reconociéndola por las fotos proporcionadas por la familia, y con un poco de ánimo logró meterla en la parte trasera del auto de la policía. El oficial llevó a Peggy de regreso a Darfield, donde su dueño pudo identificarla de inmediato”.

–Sargento Rebecca Fleming en Facebook

Al llegar con su dueño, Peggy se acercó primero de forma tímida, seguramente a causa del estrés que pudo haber vivido todo este tiempo, pero una vez en su casa y en los brazos de su familia, se emocionó tanto que sus ojos reflejaban su alegría.

Peggy – South Yorkshire Police

Sin duda un final feliz para Peggy, así lo entiende la Policia del lugar, por lo que han declarado que sus esfuerzos seguirán en la misma línea, hasta devolverle a los cachorros secuestrados el derecho de volver a ser felices con sus verdaderas familias.

Puede interesarte