Por Luis Aranguren
17 noviembre, 2021

Una seria infección en los huesos le quitó a Dixie sus patas traseras. Por suerte y tras una larga recuperación, logró aprender a moverse y mantener el equilibrio.

Hay perritos que no tienen la suerte de nacer sanos y deben enfrentar grandes problemas antes de tener una vida tranquila. Ese es el caso de Dixie, una perrita que se ha hecho popular en Instagram por su forma de caminar y es que se afinca en sus patas delanteras, como si fuera una trapecista, para poder moverse.

Resulta que al nacer, ella no podía mover sus patas traseras, tenía una seria infección en los huesos que la llevó al borde de la muerte.

Instagram / pups_on_wheels

La única solución para que tuviera una buena vida, fue amputar las piernas, pues no había forma alguna de poderla curar. Pero esto no era todo el problema, era necesario que pudiese moverse y no habían muchas esperanzas sin una silla de ruedas.

“Nació paralizada. Cuando era cachorra, arrastra sus patitas traseras, esto debido a una grave enfermedad que padecía y de la que nunca fue diagnosticada. Tenía una infección en los huesos. Fuimos al veterinario muchas veces, pero no pudimos curarla”.

–Brittany Annabelle Huyser, cuidadora de Dixie contó en Instagram–

Por suerte y con mucha rehabilitación, encontró la forma de caminar por toda la casa y es que levanta la parte trasera de su cuerpo y se mueve solo con sus dos patas delanteras.

Instagram / pups_on_wheels

Desarrollando tal vez musculatura extra en la parte superior de su cuerpo para poder afrontar la situación, es muy increíble pues no parece que le moleste. Aunque lograron comprarle una silla de ruedas para algunos paseos y para evitar cansancio en su columna, Dixie disfruta mucho de la libertad.

Su forma de caminar y su historia de superación se ha hecho muy popular a través de Instagram en @pups_on_wheels donde tiene más de 49 mil seguidores.

Instagram / pups_on_wheels

Pese a lo que los veterinarios se imaginaban y también el resto de las personas, Dixie aprendió a sobrevivir y si bien no tiene sus patas, es cuidada con amor. Tiene muchos videos de ella paseando, en carreteras o grama, no le importa, siempre que pueda correr.

Instagram / pups_on_wheels

Por fortuna, encontró una cuidadora que no vio en su condición un problema sino una situación que debían superar juntas. Esperemos que disfrute cada día de su vida, que sea muy feliz y la pase muy bien, se merece todo el amor que el mundo le pueda dar.

No necesitó 4 patas para superar sus problemas, solo algo de terapia y ahora es una perra adorable.

Puede interesarte