Por Constanza Suárez
6 febrero, 2019

El fallecido futbolista Emiliano Sala y su perra Nala eran compañeros inseparables, era su única compañía.

El futbolista argentino, Emiliano Sala, volaba desde Nantes, Francia, junto con el piloto David Ibboston, cuando el avión se precipitó por causas desconocidas. El ídolo perdió la vida y no alcanzó a comenzar los entrenamientos de su nuevo club. La aeronave fue encontrada en las profundidades del Canal de la Mancha.

Pero hace unos días, solo se sabia que había desaparecido y tanto como su familia, como los fanáticos esperaban volver a verlo con vida. Y su perrita Nala era quien más extrañaba su presencia.

emilianosala9

Antes de que se identificara el cuerpo, la hermana del delantero del Cardiff City, Romina Sala, compartió una desgarradora fotografía en su cuenta de de Facebook: Nala esperando a Emiliano frente a la ventana. Sin perder las esperanzas.

Facebook/Romina Sala

Emiliano Sala vivía solo con su perrita en Francia. Se tenían el uno al otro, eran compañeros inseparables. Ella lo apoyaba en momentos difíciles, lejos de su familia y amigos. Es cosa de ver la cuenta de Instagram del futbolista para darse cuenta que disfrutaban de jugar y las aventuras juntos. Nala llegó el 2015 a la vida de Emiliano.

Desde que el futbolista desapareció, Nala no ha dejado de esperarlo, triste por su ausencia. Y ahora que se sabe que eso jamás ocurrirá, no se sabe si se dará en adopción o la familia de Emiliano la llevará a vivir con ellos, en Progreso.

emilianosala9

La perrita parece no entender que es lo ocurre con Emiliano y algunos expertos apuntan a que debe intuir que la abandonó.

Puede interesarte