Por Valentina Miranda
28 julio, 2022

Pinto Bean se ganó el juguete en batalla cuando ‘venció’ a Anna Kimbro, su dueña, a pesar de haber estado en desventaja con un palo. Desde entonces combate con ella y su pareja en el patio como una profesional. “Incluso si no sacamos su espada, agarrará un palo y tratará de ‘luchar’ con él”, dijo Anna a The Dodo.

Es bastante común que los perritos quieran jugar donde sea que vean diversión, especialmente si su familia está involucrada y si hay un objeto que llame su atención.

Pinto Bean es una canina que ha visto a sus dueños jugar a los espadachines por mucho tiempo, y lo suficiente como para contagiarse las ganas de unirse al combate con una de juguete.

Anna Kimbro

Anna Kimbro y su pareja graban videos para TikTok, y en algunos se enfrentan con espadas de juguete para divertirse mientras imaginan que están en un auténtico duelo.

En uno de esos juegos, Pinto Bean no quiso quedarse afuera y con su hocico tomó un palo grande que estaba cerca para “pelear” con ellos. “Ella recogió el palo y comenzó a perseguirme mientras agitaba el palo como si fuera su propia espada, contó Anna a The Dodo.

Pinto Bean agregó más diversión con su intervención.

Anna Kimbro

A la perrita no le importó estar en “desventaja” frente a las espadas de juguete con su palo, porque era tan astuta y hábil que no le costó convertirse en la vencedora.

“Fingí ‘bloquear’ sus golpes con mi espada, y ella se estaba divirtiendo mucho tratando de esquivar y atacar. Finalmente, dejé que me ‘matara’ y caí dramáticamente al suelo después de que me golpeó con su bastón”, dijo Anna al medio.

Además Pinto Bean logró adueñarse de lo que tanto quería, como si lo hubiese planeado.

Anna Kimbro

“Pinto inmediatamente dejó caer su bastón para recoger la espada y huir con ella como si acabara de saquear mi cadáver. Ella aprendió a hacer todo eso con solo mirarnos, así que comenzamos a darle la espada que me había robado para que la usara como propia, y el resto es historia”, dijo su dueña al sitio.

Aquella espada de juguete tiene un gran significado para la perrita por haberla ganado en batalla, y desde entonces es su mejor arma contra sus rivales. Nunca desaprovecha la oportunidad de unirse al juego cuando ve a sus dueños en un duelo.

Mira el video a continuación.

Pinto Bean nació para ser espadachina profesional y entrena una o dos veces a la semana para perfeccionarse. “Le encanta hacer ejercicio de esa manera, así que tratamos de hacerlo con bastante frecuencia. Incluso si no sacamos su espada, agarrará un palo y tratará de ‘luchar’ con él casi todos los días”, dijo Anna a The Dodo.

Sin duda alguna Pinto Bean habría sido una gran templaria.

Puede interesarte