Cuando se siente solo, lleva todos los objetos a su cama y se acurruca con ellos.

Para ningún perro es fácil cambiar de ambiente y mucho menos de familia. Por eso aquellos que son «abandonados» por cualquier motivo, intentarán aferrarse a todo lo que tienen para no volver a sentirse así de vulnerables.

Bien sabe de esto Kevin, un perrito que fue entregado al Centro de Animales de Austin en noviembre por su familia y ha estado allí desde entonces. Sin embargo, debido a algunos problemas de espacio en el recinto, el perro fue trasladado desde las perreras a una de las oficinas… y fue entonces cuando descubrieron un curioso comportamiento en él.

De un día para otro varios objetos del lugar donde él dormía comenzaron a desaparecer, y cuando el personal del refugio los buscó, estaban todos apilados en la cama de Kevin, quien parecía muy contento y orgulloso por haberlos conseguido.

Austin Animal Center

«Comenzó hace unas semanas cuando los miembros del personal que comparten una oficina con Kevin notaron que estaba adquiriendo artículos humanos», dijo a The Dodo Jennifer Olohan, miembro del personal del Centro de Animales de Austin. «¡Toda clase de cosas! Definitivamente la ropa, él se ha robado el cambio, un bolso, un emparedado en caja (no lo comió, solo lo tomó). Los lleva a su cama y crea un pequeño nido de sus tesoros«.

Austin Animal Center

Y aunque el perro podría avergonzarse de su comportamiento, no muestra ninguna clase de arrepentimiento. Pero ahora que sus nuevos amigos están descubriendo por qué lo hace, jamás volverán a tratarlo de ladrón.

«Nuestra suposición es que lo hace sentir más cerca de la gente con la que pasa sus días», dijo Olohan. «Él no roba cuando alguien está con él, solo una vez que se van, y tal vez se siente solo. Así que tomará una camisa que huele a la persona que echa de menos«.

Austin Animal Center

Sin duda la historia de vida de Kevin lo ha marcado para siempre. Perdió a su familia y como no sabe cuándo vendrá otra persona que lo adopte, él solo intenta aferrarse como pueda a las personas que están en su vida.

Así que eso explicaría en parte todos los artículos robados que evita devolver a sus legítimos dueños a toda costa.

«Kevin no es un fanático de las personas que intentan tomar sus tesoros», dijo Olohan. «Guardará sus artículos, de modo que cuando salga a caminar es la mejor oportunidad para que el personal recupere sus cosas«.

Austin Animal Center

Por ahora Kevin está en busca de una familia que lo ame, juegue con él y lo acaricie. Y según el personal del refugio, dejará sus malos hábitos de robo apenas se sienta seguro… así que eso no sería un problema demasiado grande para quien lo quiera adoptar.

Puede interesarte