Por Valentina Miranda
29 julio, 2022

En lugar de echarlo o maltratarlo, los trabajadores de una tienda en el Centro Histórico de Tampico (México) se encariñaron con el can sin hogar al que llamaron “El güero”, y decidieron acogerlo en la sucursal donde le dan comida y agua cada día, además de dejarlo dormir en la entrada.

No hay lugar en el mundo que no tenga perritos callejeros deambulando o durmiendo cerca, y a pesar de que pueden alegrar el día de cualquier persona con su presencia, no deja de ser el triste reflejo de la situación que enfrentan en el mundo cada día.

Están lejos del amor de una familia que los puede cuidar, dar de comer, beber, y abrigar, por eso tienen que arreglárselas como pueden para sobrevivir. Sin embargo, esto no significa que nadie se preocupe por ellos, ya que sin tener dueño, muchas personas pueden encariñarse con ellos y hacer el cambio que tanto necesitan.

Imagen referencial: Pixabay

Así quedó demostrado en el Centro Histórico de Tampico (México), donde un can sin hogar recorría las calles sin rumbo hasta encontrar un lugar seguro, y llegó a una tienda de ropa que le pareció el mejor para quedarse.

En vez de echarlo y maltratarlo, los empleados se encariñaron con él y se han encargado de darle todo lo que necesita, como alimento, agua y protección.

Yazmín Sánchez

Aunque no saben de sus orígenes, decidieron adoptarlo para que se resguarde en la tienda, aprovechando también que tiene cariño de sobra. Como todas las mascotas merecen le pusieron un nombre, “El güero” es como ha sido bautizado por su rubio pelaje.

Desde entonces se ha vuelto popular entre los transeúntes, clientes y turistas, quienes lo ven durmiendo en la entrada junto a su plato de comida y agua. El usuario Jonathan DC lo fotografió para compartir su historia en Facebook.

Facebook: Jonathan DC

El patrón descansando en la puerta, es como Jonathan nombró la imagen de “El güero” durmiendo. “La sucursal de ‘Cuidado Con El Perro’ Juárez en el centro Histórico de Tampico, todos los días le pone sus platitos de agua y comida a este perrito, el cual ya vive en esta sucursal y se ha vuelto icónico verlo descansando afuera en la entrada”, contó en la publicación.

Este es un gesto que él y más amantes de los animales aprecian, por pensar en quienes más lo necesitan. Que bonito que haya empresas que tomen la conciencia animal así de en serio, dijo en Facebook.

“El güero” ya encontró su lugar favorito en el mundo y una enorme familia.

Puede interesarte