No quiere compartir ni un poquito de su cariño.

Muchos podrían pensar que los perros no son celosos y adorarían tener un compañero con quien jugar. Sin embargo, si bien muchos pueden aceptar a un nuevo integrante en la casa, a varios les puede costar hacerlo en un principio…

En especial porque se suelen aferrar a sus dueños, pues sienten protección y se hacen parte de su vida. Y seamos honestos, a nadie le gusta perder el cariño de alguien a quien ama.

Bien lo sabe este perrito, que hace todo lo posible por ser el único y gran amor de su dueño. Y a la primera amenaza que sienta, no duda en reaccionar.

Da igual si es un ser vivo o no.

Facebook @CafecitoDeMadrugada

Es obvio que no está dispuesto a transar su amor.

Facebook @CafecitoDeMadrugada

De acuerdo a las imágenes difundidas por su dueño, él quiso ponerlo a prueba con un peluche. Lo mimó y le entregó amor tal como acostumbra dárselo a su mascota… y si bien a su perro parecía no interesarle, lo cierto es que estaba luchando por no demostrárselo y no exponer sus sentimientos…

Cuando en realidad no podía más de celos.

Fue tanto, que terminó por arrebatarle al peluche de sus manos, en un intento desesperado por ser solo él quien captara su atención. Incluso cuando su dueño intentaba defender a su «enemigo», él seguía intentando morderlo.

Facebook @CafecitoDeMadrugada

Mira aquí la divertida escena:

¿Sigues pensando que los animales no tienen sentimientos?

Puede interesarte