Por Cristofer García
17 noviembre, 2021

Zeke ha vivido en el Centro NOAH, en el estado de Washington, desde los 7 meses. La forma de su rostro es un defecto de nacimiento que no lo limita en nada en su vida, pero nadie ha querido llevarlo a casa.

Todos los animales que viven en refugios merecen la oportunidad de empezar de nuevo con una familia, sin embargo no tienen esta suerte. Algunos porque son ancianos y otros porque quizás fisicamente son distintos, pero no significa que por ello deban ser condenados a esta vida de encierro eternamente.

Lamentablemente así es el caso de Zeke, un perrito que nació con una condición genética que lo hace tener su rostro torcido a un lado y por lo cual no ha logrado ser adoptado en el Centro NOAH en Stanwood, estado de Washington, donde vive.

Centro NOAH

“No puedo expresar lo encantador que es. Zeke, más allá de todo, está orientado a las personas y le encanta tener atención e interacción con las personas”, comentó Katrina Wedin, coordinadora de cuidado de perros del refugio, en conversación con The Dodo.

“Ahora tiene un club de fans masivo en nuestro refugio, incluido el personal y los voluntarios. Zeke quiere estar lo más cerca posible de ti. Si vas a su suite en el refugio, lo primero que quiere hacer es inclinarse y sentarse en tu regazo. A pesar de que es un perro grande, realmente cree que es un perro faldero“, agregó Wedin.

Centro NOAH

Este perrito fue acogido por esta organización cuando solo tenía 7 meses de edad. La forma de su rostro, que lo hace espeical en comparación con otros canes, es un defecto de nacimiento pero nada que afecte a su salud.

“Tuvo que someterse a algunas cirugías dentales correctivas. ¡Pero por lo demás no afecta su vida diaria en lo más mínimo!”, expresó Wedin.

Centro NOAH

Y aunque fue adoptado por unos meses, la familia que lo recibió temporalmente lo devolvió al refugio. Por ello, sus cuidadores hacen los mayores esfuerzos posibles para que finalmente encuentre el hogar que merece, pero por los momentos nadie se ha interesado en él.

Centro NOAH

“Es un caballero tan grande, encantador y tonto con un rostro del que nadie puede evitar enamorarse. Es un hombre encantador y tonto que desea desesperadamente ser amado y ser leal a una persona para siempre”, dijo Wedin.

Puede interesarte