Por Luis Aranguren
9 octubre, 2020

“Así de simple, lo dejaron plantado, faltando pocos minutos les mando un mensaje preguntando, a lo que contestan que no irían por que se arrepintieron de su adopción”, comentó una de sus cuidadoras.

Quien vive de ilusiones suele morir de desengaños, una frase que solía decirme mi abuela y que pienso que en la actualidad no pierde vigencia. Esto ocurre cuando esperamos algo de los demás, siempre apostando a su lado bondadoso pero en ocasiones, las cosas no son como parecen.

En esta ocasión la víctima de una desilusión fue un perrito llamado Lucas, de tan solo 3 meses que se encontraba en la búsqueda de un hogar.

1

Al parecer ya había encontrado una familia, por lo que estaba a la espera de conocer a la nueva familia e irse a su nuevo hogar. Estaba limpio y además desparasitado, por lo que sus nuevos dueños no tendrían que preocuparse por nada más que recibir el afecto que Lucas tenía para dar.

Esa familia ya había llamado para adoptar el cachorro, habían acordado un día y todo, pero al parecer se arrepintieron en el último instante.

“Así de simple, lo dejaron plantado, en horas de la tarde de ayer procedimos a cerrar ciertos detalles de su adopción con la familia interesada por lo cual la adopción se concretaría ayer mismo en la tarde, sin embargo, a última hora me dicen que tuvieron un inconveniente y decidieron cambiar la hora y el día de entrega para hoy a las 17:00 hrs , faltando pocos minutos les mando un mensaje preguntando a lo que contestan que no irían por que se arrepintieron de su adopción”.

–Publicación de Facebook de Adopción David Fernández

Una situación que a los cuidadores les llenó de rabia, no solo jugaron con su tiempo sino tal vez con la posibilidad de que alguien más le diera un hogar a Lucas. Por mi parte, pienso que fue afortunado de no estar en esa familia pues claramente no lo iban a querer de la forma en la que se lo merecía.

Facebook / Adopciones David Fernández

Por suerte, la publicación se viralizó y hay muchos interesados en darle a Lucas un hogar, si bien no es un perro de raza es alguien con mucho amor para dar.

Verlo en su fotografía con un lazo en su cuello y rodeado de flores nos llena de ternura, en sus ojos se puede ver mucha bondad. Me encantaría estar cerca y acariciar su cabeza para que sepa que todo estará bien.

Esperemos que pronto pueda tener un hogar, un espacio para vivir y ser feliz.

Puede interesarte