Por Catalina Maldonado
24 noviembre, 2021

Simón fue abandonado junto a una carta de un niño, quien lo dejó en un albergue para salvarlo de los golpes de su padre en casa. Ahora, meses después de su abandono, el cachorro está recuperado y el pequeño aún le envía dinero y cartas para él. Tiene la esperanza de recuperarlo cuando crezca.

A pesar de que las redes sociales sirven para dar a conocer casos y así poder ayudarlos, también es una ventana para muchas situaciones lamentables que se producen en el mundo. El abandono de mascotas y el maltrato es una de ellas, siendo historias que nos sirven como ejemplo al momento de tratar a nuestras mascotas.

Hace unos meses, vía redes sociales, se volvió viral una historia compartida por un albergue de animales, de un perrito que había sido abandonado por un pequeño niño en sus puertas para poder salvarlo de los golpes que le daba su padre.

Albergue Pergatuzoo

“Te dejo a Simón, es mi perro, no quiero que mi papá le pegue. Llora mucho porque no hay comida, te dejo mis ahorros para sus tortillas. No le peguen, porque mi papá le pega mucho. Simón come mucho. No se lo lleven, cuando crezca vengo por Simón”, escribió el pequeño en una sensible carta cuando abandonó a su cachorro de solo unos meses de vida.

En ese momento, el albergue se hizo cargo del cachorro, a quien se comprometieron a cuidar. Sin embargo, no se supo más ni del perrito ni del niño, hasta ahora, cuando el Albergue Pergatuzoo hizo una actualización de este emotivo caso.

Albergue Pergatuzoo

Nuevamente por redes sociales, la encargada del lugar hizo una actualización de este último tiempo, donde contó que el pequeño sí había asistido a visitar a su mascota y que el perrito actualmente ya estaba más grande y en las mejores condiciones. 

Albergue Pergatuzoo

Con respecto a la visita, el niño volvió a conmover a todos con otra carta a su perrito, asegurando que lo visitaría —pues no había nadie cuando fue– y dejó tres pesos para cooperar con su comida. “Simón te visité pero un señor me dijo que no había nadie”, comenzó escribiendo.

Albergue Pergatuzoo

Junto la historia, la encargada subió la historia de un feliz Simón, que ahora, se ve grande, fuerte, y sobre todo, muy feliz, demostrando que el pequeño tomó la mejor decisión al sacarlo de las manos de su padre y llevándolo a un lugar seguro.

Estamos seguros que este niño regresará por Simón algún día. 

Puede interesarte