Por Daniela Morano
25 junio, 2019

Jaló de la correa hasta que su dueño le hizo caso y lo llevó hacia la bebé que, cansada, ya ni lloraba.

De no ser por los perros quizás muchas vidas humanas jamás se hubiesen salvado. Muchos de ellos son entrenados para ser rescatistas profesionales pero cuando no han sido entrenados, es su instinto el que les alerta sobre alguien en problemas. Y fue eso lo que le permitió a este jack russell, de nombre Macho, salvar a un bebé que había sido abandonado entre medio de unos arbustos.

Macho habría jalado de la correa de donde lo llevaba su dueño para indicarle el camino hacia un parque en San Petersburgo, Rusia, donde encontraron a la pequeña llorando y con hipotermia, cubierta en nada más que una blusa.

Vesti Rossiya/east2west news

De no llegar a tiempo, habría muerto.

«Sentí mi corazón latir muy rápido cuando vi a la bebé. Movía sus piernas y brazos, pero no hacía ruido», dijo el dueño de Macho a Mirror. «Los médicos me dijeron que debe haber estado llorando durante horas».

El hombre tomó a la bebé y la llevó hasta la estación de policía más cercana cerca del parque. Como pesaba tan sólo 2 kilos y estaba al borde de la muerte, la llevaron de urgencias a un hospital. No sólo sufría de hipotermia sino que además de falta de oxígeno.

Vesti Rossiya/east2west news

«De no ser por Macho nadie la habría encontrado. Fue muy inteligente al jalar a su dueño y obligarlo a ir hasta el parque. La bebé estaba demasiado debilitada como para seguir llorando», dijo un representante de la Guardia Nacional de Rusia.

Vesti Rossiya/east2west news
Vesti Rossiya/east2west news

«Es una luchadora», dijo respecto a la bebé, quien se encuentra estable y sobrevivirá después de todo.

Los oficiales se encuentran en la búsqueda de la mamá que la abandonó para recibir explicaciones. Según sus razones será formalizada.

Puede interesarte