Por Cristofer García
15 mayo, 2020

Un incendio en Guadalajara consumió 25 locales comerciales, incluyendo la casa de este perro. Los bomberos llegaron para hacerse cargo.

Un devastador incendio ha atentado contra la vida de los ciudadanos en Guadalajara, Jalisco, en México, pero aunque no se han registrado bajas, un perrito ha salido muy perjudicado de la situación. El peludo que perdió su casa no pudo evitar llorar frente a las cenizas y los escombros.

Él daba vueltas por todos lados, con un pedazo de cartón en su hocico, mientras veía a los bomberos encargarse de toda la situación. Solo restaban escombros de lo que antes era su humilde hogar.

Enrique Bustos

El perrito vivía en una especie de refugio que se encontraba entre los locales comerciales en esta localidad. Quienes lo conocían aseguraron que el peludo solía dormir ahí, aunque no contaba con un hogar fijo. Sin embargo, de este incidente resultaron incendiados al menos 25 comercios, además de un vehículo, según el reporte de medios locales.

Enrique Bustos

Enrique Bustos, quien estuvo presente en el lugar mientras los bomberos actuaban, logró grabar el momento en el cual el peludo intentaba buscar lo que era antes de su casa. Al pequeño se le escucha llorar con preocupación.

«Hoy tuve la oportunidad de grabar esta escena, siempre es triste cubrir estos eventos, más cuando las personas pierden su patrimonio, eso siempre duele, pero hoy, este perrito también lloró al ver su casa consumida por un incendio. Me dio tristeza, no lo voy a negar», escribió Bustos en una publicación en al red social Twitter, junto con el video.

Enrique Bustos

Estos comercios eran parte de emprendimientos de carpinteros e indígenas, que se dedicaban a la venta de muebles en el municipio de Tonalá, en esta ciudad mexicana.

Enrique Bustos

El peludo también se ve un poco sucio, seguramente afectado por los restos del incendio. Espera que los comerciantes que no salieron tan perjudicados de esta situación puedan echarle una mano, porque ya no tiene dónde vivir.

Puede interesarte