Por Constanza Suárez
19 marzo, 2019

Hasta que la encontró y logró que sus dueños la trajeran de vuelta a casa. Explotaron de felicidad al reencontrarse.

Los animales se cazan entre ellos para sobrevivir en la naturaleza y muchos son conocidos por su eterna rivalidad. Pero la verdad es que en su reino también se evidencia la verdadera amistad.

El perro Rookie llegó a la casa de su familia actual y de inmediato formó un vínculo especial con los humanos que lo acogieron. Sin embargo, había un integrante que se ganó todo el corazón y admiración del animalito: la vaca del clan.

YouTube/Kritter Klub

Rápidamente se convirtieron en una dupla inseparable. La vaca se volvió una  figura materna para el perrito, que pasaba la mayoría de su tiempo acurrucado a su compañera, durmiendo sobre su espalda. Pasaban felices momentos juntos.

Hasta el día en que la vaca fue vendida a una granja. Fue un golpe muy duro para Rookie, uno de sus días más tristes. Pero no había nada que hacer, los propietarios se dieron cuenta de que, aunque lo desearan, simplemente no podían darse el lujo de quedarse con la vaca.

YouTube/Kritter Klub

Cualquiera que haya perdido a un amigo sabe por lo que pasó Rookie. Quedó totalmente devastado. Su angustia era evidente: ladró y lloró, con expresión de dolor. Incluso esperó durante horas y horas en el granero, aferrándose a la débil esperanza de que la vaca regresara.

YouTube/Kritter Klub

Rookie no soportó la ausencia de la vaca y salió a la calle a buscarla desesperado. Vagó por las calles hasta que de pronto escuchó un murmullo distante. Tras seguir el sonido ¡encontró a su vaca! Ella vivía en otro granero del pueblo, pero todavía estaba lo suficientemente cerca para que él la escuchara. La felicidad volvió a sus ojos.

YouTube/Kritter Klub

El dueño de Rookie, que lo había seguido, lo regañó y lo trajo de regreso a casa. Una vez más, el estado de ánimo de Rookie se desplomó y se tendió en el establo con los ojos vacíos.

Afortunadamente, a su familia no le llevó mucho tiempo darse cuenta de la desesperanza de la situación. No podían soportar ver al perro tan mal. Así que, a pesar de las dificultades que podría haber presentado, compraron a su vieja vaca.

YouTube/Kritter Klub

Y su reunión fue más que emotiva:

La familia no solo trajo de vuelta a la vaquita, sino que también compraron otro perro para que Rookie disfrutara de otro compañero.

Puede interesarte