Por Leonardo Granadillo
22 julio, 2020

El hecho ocurrió en Perú en el restaurante «Ajilalo», ya famoso por recoger las sobras de cada día y servírselas a los animales en condición de calle. Una labor digna de imitar.

Si de por sí es habitual ver animales en condición de calle, la crisis mundial generada por el coronavirus ha incrementado el número de ejemplares que no cuentan con un hogar. El dinero no abunda en estos tiempos, la comida escasea en las casitas de bajos recursos, lo que ha llevado a muchos lamentablemente (aunque no se justifica) a deshacerse de sus perros y gatos.

Esto se ha hecho cada vez más común en Perú, algo de lo que son muy conscientes en un restaurante ubicado en Lima en el distrito de Ate llamado «Ajilalo». El dueño de este local, incluso antes de haberlo fundado, tenía la costumbre de alimentar a los perritos:

Facebook: Restaurante – ajilalo

«La verdad mucho antes de poder tener ese pequeño negocio, siempre con mi familia ayudábamos a los perritos de mi zona, pues ahora gracias a Dios con ese pequeño local que tenemos, podemos ayudar un poquito más»

Gerardo Enrique Reyes Ortiz, el popular «Lalo» a UPSOCL

Incluso antes de la pandemia mundial hablamos de la labor que realizan en su restaurante, la cual mantienen en esta dura época. Aunque se les murió Princesa –una perrita que era la consentida de local mantienen sus ayudas con Lazzy– quien llegó a ocupar el lugar de Princesa.

Facebook: Restaurante – ajilalo

«Antes que llegara Lazzy había una perrita que nos acompañó por más de 1 año, ella se llamaba «Princesa»(ella murió de viejita) era la engreída del local, siempre llegaba a la misma hora todos los días, plan de 6:30 pm que era la hora de abrir el local, princesa era muy educada y no permitía que ningún perrito se acercara, Lazzy en ese tiempo se acercaba de lejos, igual le comenzábamos a dar comidita pero que princesa no vea! Princesa falleció lamentablemente, ahí cuando Lazzy toma su lugar con Oso. No llega sola, casi siempre viene acompañada»

Gerardo Enrique Reyes Ortiz, el popular «Lalo» a UPSOCL

El negocio que ya tiene casi 4 años, tiene la buena costumbre de recoger las sobras y dárselas a los pequeños, hacen lo que pueden para que ninguno se vaya a dormir sin alimentos. La foto que vemos de Lazzy es un ejemplo de todo lo que está bien; consideración por los animales, no desperdiciar comida, y por parte del can paciencia al esperar, respeto, y hasta la recomendada distancia social que ni siquiera algunos humanos respetan:

Facebook: Restaurante – ajilalo

«Lamentablemente en el país ocurren muchos casos de abandono de perritos, lo que más preocupa es la sobrepoblación por falta de esterilizaciones masivas, la venta de animales. Yo creo que si el gobierno peruano apoyara a los albergues y pusiera en marcha una campaña de esterilización en todo el país, podríamos frenar tanto maltrato»

Gerardo Enrique Reyes Ortiz, el popular «Lalo» a UPSOCL

También aprovechó de hacer un llamado invitando a otros comercios del rubro alimenticio a ayudar a los más necesitados. Hay alimentos que terminan sin aprovecharse:

Facebook: Restaurante – ajilalo

«Sería espectacular que otros restaurantes puedan imitar estos actos positivos, muchos negocios de comida, se podría decir la mayoría, votan toda la comida sobrante. Si se juntara un poquito de cada negocio se alimentaría a todos los perritos sin hogar, e incluso, se ayudaría a albergues con esa comida también»

Gerardo Enrique Reyes Ortiz, el popular «Lalo» a UPSOCL

Lo que es basura para algunos, es la vida para otros.

Puede interesarte