Por Antonio Rosselot
16 junio, 2021

“Harley obviamente no preguntó por qué, simplemente entró en acción”, comentó Ralph Dorn, dueño del perrito salvavidas. Luego de llegar a la costa, el peludo no quiso separarse del ciervo y lo cuidó hasta que llegó su madre a buscarlo.

Cuando Ralph Dorn, un residente de la zona de Culpeper (Virginia, EE.UU), salió a buscar a su perrito Harley, el primer lugar donde consultó fue la ribera del enorme lago que colinda con su propiedad. 

Ralph tuvo éxito ya que encontró a Harley, pero a unos 60 metros de la costa del lago y acompañado de una criatura que no podía reconocer de lejos. A medida que el perrito de 6 años y el otro animal se fueron acercando, Dorn se dio cuenta de que el amigo de Harley era en verdad un ciervo bebé, que nadie sabe cómo llegó a ese lugar.

FB: Ralph Dorn

“Harley obviamente no preguntó por qué, simplemente entró en acción”, comentó Dorn en una publicación de Facebook que, a la fecha, ya ha sido replicada más de 250 mil veces.

Harley nadó junto al ciervo bebé, acompañándolo y guiándolo a la costa del lago. Una vez que llegaron, Dorn se acercó y ayudó al ciervo a subir una pendiente algo pronunciada; al ponerlo de vuelta en el pasto, Harley empezó a lamer cariñosamente el cuerpo del pequeño. “No quería dejarlo solo. Se mantuvo interactuando con él, lamiéndolo, cuidándolo”, describió el hombre.

FB: Ralph Dorn

Poco después, cuando ambos animales ya estaban a salvo, apareció la madre del ciervo en el jardín de los Dorn. Ralph se llevó a Harley adentro de su casa y, con paciencia, vieron cómo la mamá se llevó a su bebé. Pero algo increíble sucedería al día siguiente, cuando Ralph y su esposa Patricia estaban tomando el desayuno.

“Harley se cansó de correr de ventana a ventana. Abrí la puerta principal y pudimos escuchar al fauno balando. Harley corrió hacia donde están los árboles y lo encontró. El pequeño paró de balar, su cola empezó a moverse, se tocaron las narices, se olfatearon un poco y después Harley volvió calmado a casa conmigo”.

—Ralph Dorn en Facebook

FB: Ralph Dorn

Esta buena acción de Harley no es una novedad, ya que ha trabajado varias veces como perro de terapia visitando a adultos mayores en casas de reposo y acompañando a niños durante sus horas de lectura en la biblioteca local. Además, es la perdición de los cuatro nietos de los Dorn.

¡Este perrito tiene mejor corazón que varios seres humanos de este planeta!

Puede interesarte