Por Valeria Urra
4 agosto, 2022

En un principio, el perrito no reconoció a su dueña, pero solo bastó que le hablara para saber exactamente quién era. “Se puso absolutamente loco. Empezó a llorar y no podía parar de treparse sobre mí para darme besos”, indicó Malaika.

Malaika Jaovisidha es una joven tailandesa que, junto a su familia, adoptaron a un cachorrito al cual llamaron Peanut. La chica estaba feliz con su nuevo compañero, pero pronto tuvo que dejarlo, ya que se tuvo que ir a Australia para comenzar con sus estudios universitarios. 

Malaika usualmente volvía a su casa en periodos de receso de la universidad y Peanut siempre la recibía de la misma forma: se volvía loco y la llenaba de lamidas en la cara.

Facebook @Malaika Jaovisidha

“Cada reunión es tan emocionante como la anterior, sin importar si he estado fuera durante una semana o meses. Pero por lo general nunca [me fui] por más de 4 a 6 meses seguidos”, mencionó a The Dodo.

Sin embargo, debido a la pandemia por COVID-19 y la implementación de estrictas restricciones de viaje, la joven no pudo volver a su hogar por más de dos años. “Honestamente, tenía miedo de que [Peanut] se hubiera olvidado de mí. Nunca había estado fuera tanto tiempo, así que no sabía qué esperar”, indicó.

Facebook @Malaika Jaovisidha

Pero en cuanto se relajaron las medidas por el Covid, Jaovisidha regresó de inmediato a su casa. Su familia la estaba esperando impaciente en el aeropuerto y cuando la vieron, todos se emocionaron, pero parecía ser que el perrito no la reconocía.

“Todo lo que hizo fue mirarme y mover la cola. Así es como suele saludar a los extraños que vienen a acariciarlo”, comentó apenada la joven. No obstante, en cuanto habló, Peanut se dio cuenta de quién era realmente la persona frente a él.

“Lo llamé por su nombre y se puso absolutamente loco. Empezó a llorar y no podía parar de treparse sobre mí para darme besos”, manifestó, al parecer, algo más tranquila.

Ahora están recuperando el tiempo perdido, saliendo a pasear y pasando tiempo juntos. “Extrañaba acurrucarme con él. Es lo más dulce”, finalizó la joven.

Puede interesarte