Por Cristofer García
19 noviembre, 2021

Cuando la policía llegó a esta escena en las calles de Cusco, en Perú, notó que el canino se negaba a abandonar a su dueño. Finalmente una vecina adoptó al perrito, el cual ahora se llama Climper.

Los perros de seguro son las mascotas más leales que existen. Ellos serían incapaces de abandonar a sus familias y cuando están lejos de sus dueños no estarán felices hasta que regrese. Por ello, cuando un peludo debe lidiar con la pérdida de su amo es una situación muy difícil de enfrentar.

Así quedó demostrado en un caso que ha conmovido a los residentes de Cusco, en Perú. Se trata de Climper, un perrito que reticentemente sufrió la muerte de su padre humano, por lo cual la ha pasado muy mal los últimos días.

El Correo

De hecho, el canino se negaba a aceptar su partida, así que se quedó junto al cuerpo de su dueño, un adulto mayor que falleció en plena calle. Era tanta la insistencia del animal por no separarse de su querido amo que no permitían que nadie se acercara a él.

Según reseñó el medio local El Correo, el hecho sucedió en la calle Matará con Ayacucho, donde los funcionarios de la policía dieron con el cuerpo del abuelo tapado con una bolsa plástica y trozos de cartón.

El Correo

De acuerdo a los reportes de los vecinos de la comunidad, el hombre era una persona sin hogar que hacía vida en las calles de la localidad y siempre estaba acompañado de su amigo peludo.

El Correo

La policía se encargó de llevarse a ambos y descubrieron que el hombre no tenía identidad, por lo cual solo lo dejaron registrado como un sujeto de 60 años de edad. A su vez, el perrito fue atendido por vecinos de la localidad, quienes le llevaron comida y finalmente lo acogieron.

El Correo

Fue una residente de esta comunidad quien en definitiva adoptó al perrito al que llamó Climper y al que prometió cuidar con mucha dedicación desde entonces para que nada le falte.

Puede interesarte