Por Luis Aranguren
12 agosto, 2019

«No le haga nada malo, solo platique con él», escribió el excelente vecino al descubrir quien robaba las posturas de sus gallinas.

Los perros suelen ser muy traviesos, almas libres a las que les gusta ir de un lado a otro sin parar. Pero en ocasiones suelen causar algunos problemas a causa de sus aventuras, nos colocan en situaciones que aunque parezcan difíciles no nos hacen dejar de amarlos.

Así pasó con este divertido perro quien al parecer le gusta ir a la casa de sus vecinos a jugar, pero más que eso disfruta de comerse los huevos crudos que colocan las gallinas.

Perritos que curan tu depresión

Por suerte su vecino es bastante comprensivo y aunque lo ha encontrado varias ocasiones comiéndose su producción, entiende que los animales no lo hacen por maldad sino por instinto. Es por esto que ha decidido pegarle una nota en la que avisa a sus dueños para que esto no vuelva a ocurrir.

La nota es tierna y para nada representa un regaño o reclamo, más bien era una notificación en la que pedía que no castigaran o pegaran al perro.

La inteligencia emocional de esta persona era tan grande que expresamente pedían que platicaran con el perrito, sabían que era la mejor forma de hacerlo entender. Además de eso le deja el número de teléfono para que sus dueños puedan comunicarse con ellos para informarse más.

Perritos que curan tu depresión

En la imagen el perrito luce bastante arrepentido y creo que después de la conversación que tuvo con sus dueños no se meterá más en la casa de al lado.

La violencia es el arma de los que no tienen la razón y la comprensión de esto nos hará más inteligente al momento de resolver esta clase de problemas. Seres que actúan por instinto pueden aprender a controlarse con un poco de amor y dedicación.

Es un claro ejemplo de cómo se deben hacer las cosas, hablar siempre es la mejor solución ante cualquier inconveniente.

Puede interesarte