Por Leonardo Granadillo
13 junio, 2019

El hombre no dudó para zambullirse en el agua con temperaturas de -24ºC. De haber encontrado al animal un poco después, hubiese sido muy tarde.

Hay momentos en la vida en los que simplemente no se puede dudar, una reacción común y normal es quedarse congelados del miedo, más aún si te encuentras en el mar de Okhotsk cerca de Magadan en Siberia. Sin embargo, esto no fue lo que le ocurrió a un marinero que se encontró con una desafortunada situación: un pequeño perro destinado a la muerte en un iceberg.

Youtube: bestvideosontube6

Pero como no todos los héroes tienen capa, el trabajador ruso decidió arriesgar su vida, nadó hasta donde se encontraba el perro negro sin dudarlo y volvió a la embarcación con ayuda de sus compañeros, completando un exitoso rescate.

Posteriormente, ambos entraron a un área calurosa para recuperarse de lo que pudo ser un cercano encuentro con la muerte para ambos, para el perro por verse en esa desafortunada situación que nadie puede explicar cómo llegó allí, y para el hombre que pudo fallecer de hipotermia tras el rescate.

Youtube: bestvideosontube6

Dios bendiga a este marinero que hizo lo correcto sin pensar en las consecuencias a las que se podía enfrentar, la mayoría no se hubiese atrevido por el cuidado de su integridad y resulta difícil señalarlos, el riesgo era demasiado grande.

Pero dejar al perrito sería prácticamente matarlo, hermosa la labor que realizó este valiente y sobre todo desinteresada, nadie le iba a dar un premio por salvar a un perrito que estaba apunto de fallecer. Por acá te dejamos el video de lo ocurrido, las imágenes hablan por si solas, por más personas así en este mundo:

Puede interesarte