No necesita demasiado para ser feliz ❤

Los perros saben buscar perfectamente cómo entretenerse y pasar un rato agradable. Y una vez que lo consiguen, cuesta muchísimo que se tranquilicen y quieran detenerse, pues creen que es lo máximo y quieren repetir la experiencia una y otra vez.

Bien lo sabe la dueña de este yorkshire, que lo llevó de paseo a un parque de diversiones para niños sin imaginar que él iba a querer participar de los juegos.

Pero resulta que, distinto a la gran mayoría de los perritos, este pequeño valiente se animó a lanzarse y deslizarse por uno de los juegos más altos y que de seguro a otros les causaría pánico: el tobogán de colores.

Facebook @Yorkie Addiction

Si bien su dueña lo lanzó una vez para que él experimentara, luego tuvo que permitirle muchísimos saltos más, pues el perrito estaba demasiado emocionado y entretenido deslizándose a toda velocidad.

Al menos así quedó comprobado en un video que publicó su dueña, donde se ve al perrito subir a toda velocidad -y por iniciativa propia- las escaleras para lanzarse. Y al llegar arriba, un auxiliar lo ayuda a descender, mientras que él no puede dejar de menear la cola de felicidad.

Facebook @Yorkie Addiction

Sin embargo, cuando llega abajo y debería ser momento de ir a casa, corre de vuelta a la escalera para subir una vez más… y así sucesivamente.

Facebook @Yorkie Addiction

Y no parece cansarse.

Mira aquí el adorable video:

Ese perro sí que sabe cómo divertirse.

Puede interesarte