Por Catalina Maldonado
19 septiembre, 2020

Interpretar los mensajes de nuestros fieles compañeros es difícil, pero de un perrito callejero que solo muestra la necesidad de comer, no hay ojos que no puedan notarlo.

Para muchas personas, interpretar a nuestras mascotas es una tarea que no siempre resulta con éxito, sobre todo si hablamos cuando sufren alguna enfermedad. Lo cierto es que los animales no pueden hablar y para nosotros siempre será un acertijo adivinar sus pensamientos.

Sin embargo, debemos reconocer que cuando se trata de pasar hambre y ver a un perro en la calle buscando algo de comer, nadie puede negar que esa expresión representa simplemente la necesidad de ser alimentado por algún ser humano bondadoso.

Twitter @SuavesLomitos

Eso es justamente lo que un usuario de Twitter quiso compartir con sus seguidores y se volvió viral. La publicación fue titulada como “Qué feo es tener hambre y no poderlo decir” y los comentarios tras las imágenes no se hicieron esperar.

Tal como se puede apreciar, un perrito callejero se plantó en las mesas de un restaurante a suplicar – en el estilo que los perros saben hacerlo – apoyando su cabeza en cada una de las sillas para ver si alguien le daba un poco de sus sobras. Eso indignó a esta persona que compartió la historia.

Twitter @SuavesLomitos

Ante la situación, muchos usuarios contestaron a la historia y es claro que todos se sensibilizaron ante la actitud humilde de este fiel perrito que dignamente esperaba la comida que alguien le arrojara.

“Que feo es tener 5 sentidos y no poder percibir” dijo un usuario. De inmediato otro apuntó “Me mataste. Espero que le hayan dado un poco y luego alguien lo haya adoptado”. Incluso una mujer salió a comentar que ella había estado junto a ese perrito y que “yo si le compraba unos taquitos para él solito”. 

Sin embargo, otra usuaria bajo la misma publicación dio una iniciativa para sobrellevar el hambre que quizás no solo este perro siente, sino que muchos de ellos: “Una buena iniciativa, es cargar una bolsa con croquetas. Sé que lo mejor sería rescatarlos o llevarlos a un refugio pero, cuando las condiciones son limitadas, como en mi caso, aunque sea un cariño y una comidita”. 

Sin duda, si de ayudar se trata, alimentarlos con un par de croquetas o quizás las sobras de tu comida, puedes cambiarles el día. Solo debemos estar atentos a sus señales e intentar comprenderlos.

¡No dejar que pase hambre debe ser una prioridad con los perritos!

Puede interesarte