Por Luis Lizama
2 agosto, 2021

Fue grabado por una automovilista, en el estado brasileño de Mato Grosso. Y pensar que muchos dicen que los canes no son inteligentes. 🤣

No cabe dudas: Muchos animales poseen una inteligencia que puede dejarnos con la boca abierta. Algunos lo llaman domesticación o imitación, pero el trasfondo es el mismo. De hecho, muchos han demostrado tener más razonamiento que el propio ser humano.

Este tema no es nuevo, se ha debatido desde hace años, pero cada vez con más consenso sobre este desarrollo intelectual. 

Y este tierno perro es un claro ejemplo: Fue grabado poniéndose de pie y tocando el timbre de su casa, para que sus padres humanos le abrieran la puerta. Regresaba de jugar con amigos.

Mato Grosso da Zoeira

Cada vez son más las mascotas que comprenden las cosas básicas. Es decir, horarios de comida, dinámicas de juego, de paseos y dónde ir al baño, por ejemplo. Sin embargo, según detalla National Geographic, la Universidad Eotvos Lorand habría revelado un reciente estudio donde se identifica a perros “genios”. 

Tendrían la misma capacidad de reconocer y aprender que un niño de tres años.

Claro, es evidente que no podemos pedirles que escriban un ensayo de ciencias, pero al menos demuestra su capacidad de aprendizaje. Ahora entendemos por qué este perrito es capaz de tocar el timbre de su casa. 

Mato Grosso da Zoeira

Volviendo a nuestro inteligente amigo, que fue captado por una automovilista brasileña, podemos decir que difícilmente habíamos visto algo parecido. 

En redes sociales abundan muchos registros de perritos con conductas humanas, pero este va un paso más allá.

El video se hizo viral en todo Internet y generó muchos comentarios, todos riendo y queriendo al tierno canino. Al parecer, según dijeron algunos usuarios, sería de raza beagle.

Acá te compartimos las imágenes:

“Chicos, solo aquí en Mato Grosso verán a un perro tocando el timbre, ¿de acuerdo? ¡Es verdad! No puedo creer. Toca el timbre para entrar”, dice la joven que graba el video. 

Y una vez que toca, solamente espera a que le abran.

Como si fuese lo más normal del mundo, sus padres humanos le abren la puerta y entra cual niño regresa de jugar.

Puede interesarte