Por Lucas Rodríguez
22 noviembre, 2021

El cachorro fue grabado en varias ocasiones acercándose para pedir agua, o cariños. Su amabilidad fue tal, que él terminó por invitarlo a su hogar.

Ni siquiera si las personas que son compasivas con los perritos se dedicaran a adoptar a todos los que fueran capaces, conseguirían reducir la cantidad de perritos que viven en las calles. Especialmente en las ciudades latinoaméricanas, pareciera que los cachorros son demasiados para siquiera contarlos, menos aún, controlar su población de alguna manera. 

Es por esto que las maneras de darles ayuda, tiende a recaer más en personas en particular que se apiadan de ellos.

@andresaid13

Un tierno video mostró un ejemplo de esto, pero con una característica muy particular: el cachorro en cuestión fue quien convención a la persona de que lo adoptara. Esto debido a que el perrito no se encontraba en una perrera, sino que en la calle. Y la persona que lo adoptó no lo fue a buscar o encontró en una situación difícil, sino que el cachorro mismo lo siguió hasta su casa en varias ocasiones. 

@andresaid13

El video fue construido por el chico que terminó por ser el dueño del perrito, mezclando sus interacciones durante varios días.

@andresaid13

Todo partió cuando el hombre estaba entrando un día a su casa, cuando notó que alguien se le acercaba. El perrito estaba a su lado, moviendo la cola y pidiéndole un poco de cariños. Él se los dio, para después despedirse del cachorro y desearle mucha suerte. 

Pero eso no fue lo último que él vería del cachorro.

@andresaid13

Los días siguientes también trajeron a este simpático callejero a su puerta. Ahora que ya lo conocía, el hombre lo invitó a su casa, donde le ofreció comida y agua. Al parecer, el cachorrito no tenía hambre, pero sí le aceptó esa agua bien fresca. Fue en ese momento que el vínculo entre ambos terminó de formarse. 

@andresaid13

El hombre decidió que intentaría ver si el cachorro quería quedarse en su casa. Teniendo como antecedente todas las ocasiones en las que lo había acompañado a su hogar, estaba claro que el cachorro quería una nueva vida. Especialmente por su osadía de acercarse y pedirlo, notando que esta persona era muy receptiva. 

Así fue como el perrito callejero que lo seguía hasta su casa, terminó por convertirse en la nueva mascota de Andre, como demostró en su TikTok.

La historia del perrito que eligió a su dueño solo funcionó porque eligió bien: de haberse acercado a una persona menos compasiva, quizás no habría encontrado un hogar lleno de cariño. 

Puede interesarte