Por Luis Lizama
28 mayo, 2020

La cuarentena que rige en Reino Unido las ha dejado en soledad, porque las personas están en sus casas. Sin embargo, recibieron una muy grata visita.

El coronavirus mantiene en alerta al mundo entero. Muchísimos países están bajo cuarentena, en aislamiento social y con medidas de seguridad. Obviamente los centros donde se congregan muchas personas están cerrados, entre ellos el Cornish Seal Sanctuary, que cada año recibe a unos 100 mil invitados.

Ante la ausencia de personas y la soledad de las focas, un grupo de amitosos perritos visitó a sus colegas marinas para hacerles compañía. La conexión entre especies es muy importante, así lo contamos hace algunas semanas, con este lindo encuentro en un zoológico peruano. Los ayuda a socializar, vencer el aburrimiento  y volver a acostumbrarse a los visitantes.

Cornish Seal Sanctuary

La organización se dedica a la rehabilitación y acogida de focas, desde ancianos heridos y maltratados hasta bebés rescatados.

Esta es la primera ocasión que debe cerrar sus puertas por tanto tiempo, en más de 60 años de trabajo. Todos entendemos lo necesario de las medidas de confinamiento, pero las focas no lo saben y sienten la soledad.

Cornish Seal Sanctuary

Y es que el personal del santuario notó una importante baja en el ánimo de los animales marinos, tal y como lo muestra la fotografía. Pero eso ya puede ir quedando en el olvido. Ya resignados, desde el santuario gestionaron la visita de otros amigos, un poco más peludos y sonrientes. 

Se trata de algunos perritos que llegaron a alegrar los días de estas tristes focas. Son las mascotas de los funcionarios, que cuentan con permiso para acompañar a sus dueños y entretener a los dueños de casa.

Cornish Seal Sanctuary

Inmediatamente se generó una linda amistad entre caninos y los pinnípedos, que estaban ansiosos por relacionarse. La felicidad volvió a casa.

Junto a eso, los trabajadores pusieron música en los parlantes del recinto e hicieron un ambiente grato. Incluso llevaron a una persona que tocó música clásica, que funciona como una terapia para las focas.

Cornish Seal Sanctuary

El santuario ya va para su tercer mes sin visitantes ni ingresos. Cabe destacar que es una especie de fundación, que sobrevive gracias a aportes voluntarios. 

Si quieres más información de cómo ayudarlos, ingresa a www.justgiving.com/campaign/SealAppeal y contáctate con ellos.

Puede interesarte