Por Cristofer García
8 febrero, 2021

Un refugio animal en la provincia Chonburi, Tailandia, se encarga de que estos 27 canes puedan hacer ejercicio cada día y así drenen su energía. Lo agradecen.

Hay distintas formas de animar a los perros de refugio y una de ellas es el ejercicio. Este es un método que ellos aprecian mucho, porque así rompen la rutina de pasar todo el día encerrados y pueden correr libremente, así como lo hacen los peludos de esta organización animal en Tailandia.

Algo que odian los perros es permanecer dentro de cuatro paredes o peor aún, en una jaula, sin poder jugar. Es por ello que este refugio de la provincia Chonburi, ha decidido llevar a sus perritos con discapacidad cada mañana a correr.

Reuters
Reuters

Por esta razón, no es nada raro ver desde muy temprano a los 27 perros con discapacidad, que son cuidados en este albergue, corriendo a través de los caminos rocosos de la comunidad.

Ellos, debido a que la mayoría sufrió accidentes que limitan su movilidad, necesitan de sillas de ruedas. Sin embargo, nada de esto es impedimento para realizar sus actividades.

Reuters

“Es casi como si no tuvieran idea de que tienen una discapacidad y una vez que los pones en la silla de ruedas por primera vez, es como si no hubiera una curva de aprendizaje“, dijo un funcionario del refugio, Christopher Chidichimo, a Reuters.

Reuters

Este refugio está dirigido por la fundación The Man That Rescues Dogs (El hombre que rescata a los perros) y fue creado por un sueco que se mudó a esta localidad en 2002. Comenzó cuidando a perros callejeros y luego de mucho trabajo, se ha vuelto el hogar de muchos canes abandonados.

Sin embargo, todo este esfuerzo se ve amenazado, porque con la pandemia de COVID-19 las donaciones, que sostienen su funcionamiento, han sufrido una caída de 40%.

Reuters
Reuters

“Las donaciones son muy importantes, y los voluntarios y visitantes son igualmente importantes, porque vienen y difunden nuestro mensaje”, comentó Chidichimo.

Reuters

Cada día este refugio gasta más de 1.300 dólares para poder atender a los más de 600 perros que hacen vida ahí, además de la alimentación de alrededor de 350 canes de la calle. Es parte de las preocupaciones de los directivos de la organización, sin embargo, luchan por garantizar el cuidado de los peludos así como los paseos.

Puede interesarte