Por Valeria Urra
17 junio, 2022

En caso de que el can no haya detectado el virus en una sala pasa a la siguiente, pero claramente necesita un pago por su trabajo: los estudiantes tienen que hacerle cariño detrás de sus orejas.

Existen animales que han desarrollado cierto sentido de forma espectacular, como la vista del águila, ya que pueden ver con nitidez entre cuatro y siete veces más lejos que el humano, los murciélagos, que con su ecolocalización logran escuchar cosas que jamás percibiríamos y el más importante para lo que hablaremos hoy: el increíble olfato de los perros, con más de 220 millones de receptores en su nariz, mientras que nosotros solo tenemos 5 millones.

Debido a la pandemia por el coronavirus y a los estragos que se estaban produciendo en el mundo de la salud, Julian Mendel, biólogo forense de la Universidad Internacional de Florida (FIU), se preguntó si de alguna forma los perros podían ayudar en este crítico escenario. Así que él y DeEtta Mills, colega microbióloga forense, decidieron que tratarían de enseñar a los perros cómo olfatear el virus en superficies y personas.

Jodi Hilton

Para esto, comenzaron recolectando mascarillas de pacientes positivos para covid, ya que éstas emanaban un particular olor a la enfermedad. “Todas las respuestas inmunitarias que su cuerpo activa para combatir este virus se combinan para crear un aroma único que las personas exhalan (y es) capturado en las máscaras”, indicó Mills, agregando que eran irradiadas con rayos UV con anterioridad para inactivar el virus y proteger así a los perritos.

Sin embargo, aunque los canes olieran covid en una superficie que no haya sido esterilizada, no existe mayor riesgo para su salud, ya que “Hemos consultado con varios veterinarios diferentes, incluido uno de los (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). Incluso si el perro contrae (COVID), es un resfriado muy leve. No les afecta como a nosotros”.

Jodi Hilton

Un mes después de iniciada la prueba los resultados ya eran claros: los canes lograron detectar con eficacia el covid un 96% del tiempo. 

Con esto, el trabajo de estos nobles animales ha logrado expandirse y salvar a muchos de un innecesario contagio. Uno de los que ha sido parte de esto es Huntah, un labrador de casi dos años que ha estado acechando al covid en salas y áreas comunes de la Escuela Primaria Freetown.

Jodi Hilton

El capitán Paul Douglas, encargado de Huntah y de dirigir la Unidad K-9 de la Oficina del Sheriff del condado de Bristol indicó que la forma en que los canes avisan que encontraron Covid es sentándose. Si eso ocurre, se alerta a la persona a cargo del colegio, se evacúa a los estudiantes del área infectada se rocía con descontaminante, para luego regresar a salvo a sus aulas.

En caso de que no haya detectado el virus, el can pasa al siguiente salón, pero claramente necesita un pago por su trabajo. “Douglas la acerca a los estudiantes, quienes pasan un par de minutos rascando a Huntah detrás de las orejas. No es un mal cambio para la tranquilidad”, mencionaron en NPR.

Jodi Hilton

Este programa se ha desarrollado con éxito en Hawái y Massachusetts, incluso en otros países, tales como Finlandia o Francia.

La científica de bienestar animal de la Universidad de Texas A&M, Courtney Daigle, indicó que “Hay beneficios en el uso de perros para detectar COVID. En comparación con tomar muestras de la nariz de todos con una prueba de antígeno, desplegar perros para cazar el virus ahorra tiempo y es más fácil desde el punto de vista logístico”.

Jodi Hilton

“La forma en que perciben el mundo es muy diferente a cómo lo percibimos nosotros”, agregó.

Puede interesarte