Por Daniela Morano
30 noviembre, 2018

Es como si Thor se hubiese convertido en perro.

Si hay algo que los perros aman hacer es jugar. Puede ser con peluches, ramas de árboles, zapatos, camas, papel higiénico, lo que se les ocurra. Cualquier cosa con el potencial de ser destruido por completo a manos de sus filudos colmillos es una buena opción para ser robada lo antes posible.

Una de las cosas que más aman buscar son ramas, por supuesto. Ya lo habrán visto en muchas películas y leído en libros como el mejor amigo del hombre disfruta de que le lancen una rama común y corriente lejos, para así correr en su búsqueda.

Algunos, sin embargo, no tienen dueños o personas que puedan entretenerlos así que deciden tomar la situación en sus propias manos. Como este perro, quien parece haberse enamorado de un enorme trozo de tronco el cual tomó con su fuerte mandíbula y acarreó rápidamente hasta su destino.

Aunque quizás no era que quisiera jugar, simplemente tenía que ayudar a su dueño a juntar leña. Se ve bastante frío después de todo, hay bastante nieve en los alrededores.

El video ha causado sensación en redes sociales, principalmente porque todos están muy sorprendidos de la fuerza de ese perro. Es grande pero jamás esperaríamos que tuviese esa cantidad de fuerza en su boca.

Imaginen cómo sufren sus pobres juguetes.

 

Puede interesarte