Por Daniela Morano
2 agosto, 2018

Definitivamente vio cosas que nosotros, humanos, jamás podremos ver.

Los perros, como sabrán si alguna vez han convivido con uno, comen lo que sea que encuentren abandonado por ahí. Sea dentro o fuera de la casa, cualquier cosa que parezca comida o tenga el potencial de ser destruido, es atacado. Precisamente por ese motivo es que hay que ser cuidadoso al momento de dejar cualquier alimento a mano (o pata) de ellos pues podrían terminar en una situación aterradora como la que vivió este dueño.

Seth Mersing tiene 18 años y vive en Orange Grove, Texas, junto a su amada perro de 3 años, Rita Mersing.

Seth Mersing

Todo comenzó cuando Seth sacó a pasear a Rita por el parque el pasado domingo y la vio comer algo en el suelo. No le estaba prestando mayor atención, pero pasados 30 minutos desde ese momento, Rita comenzó a actuar de manera extraña. Seth se asustó porque no entendía qué rayos le podía estar pasando.

Más tarde esa noche, Rita comenzó a perder el conocimiento y entonces fue cuando decidió tomarla y correr al veterinario.

Seth Mersing

Ahí le realizaron exámenes de orina y dopaje. Y los resultados no eran los esperados. Salió positivo para THC, es decir, marihuana. “Por lo pequeña que es, me imagino que comió el papel de un masticable de THC”, dijo Seth. “¡No saben las cosas que encuentran!”.

Un empleado del Hospital y Centro de Emergencias de VCA Oso Creek confirmó que Rita estaba drogada. La desintoxicaron y tuvieron que inyectarla para que se pasara el efecto y su sistema quedara limpio.

Seth Mersing

Una vez que Seth tuvo la seguridad de que Rita estaría bien, decidió grabarla mientras se preparaba para ser inyectada. Y el resultado, aunque triste, también resulta un tanto divertido.

Ahora Rita está bien y de vuelta a la normalidad.

La veterinaria Lynn Buzhardt además aseguró que “afortunadamente, los efectos secundarios duran poco tiempo. Y la intoxicación por marihuana no suele ser fatal”.

Puede interesarte