Por Camilo Morales
17 febrero, 2021

Él lo acompañó e intentó quitarle el frío, pero su amo no aguantó las bajas temperaturas. Ahora, podrá continuar con su vida junto a una nueva familia.

El amor entre los perros y los humanos muchas veces puede superar todos los límites de la fidelidad, incluso en las tragedias. Baby Dog es un perrito que fue encontrado el 31 de enero pasado en medio de una tormenta de nieve. Pero estaba ahí por una terrible razón: cuidaba el cuerpo de su dueño quien había muerto congelado dentro de su camioneta. 

Fue gracias a otro perrito, Buddy, quien fue en búsqueda de los vecinos de la zona para avisar que su dueño y Baby Dog estaban atrapados entre la nieve. Gracias a eso, los rescatistas pudieron llegar hasta el lugar y se encontraron con Baby Dog aún junto al fallecido hombre.

Placer County Animal Services

De esta forma, el fiel perrito llegó hasta una residencia de rescate animal en donde encontró sus caminos con Lisa Lomeli. Según cuenta Today, cuando la mujer llegó hasta el lugar, le advirtieron que el perrito había sufrido un trauma que lo hizo cambiar su personalidad y cerrarse ante los desconocidos. 

Y como el mundo es un pañuelo, coincidentemente Lomeli conocía a la hija del dueño de Baby Dog, quien murió trágicamente, David Deshon. Según contó Lomeli a Today, la hija de David los estaba dando en adopción porque no podía cuidarlos.

Placer County Animal Services

Ella contó que la hija de David le dijo que los perros “son parte de mi papá y amo a esos perros, si no puedo darles la atención que necesitan, no es justo para los perros. Tengo que pensar en lo que es mejor para ellos“.

Placer County Animal Services

Junto con conocer la historia de Baby Dog, Lomeli pensó de inmediato que sería una gran compañía para su madre Peggy Morrill, quien está enferma de cáncer y que perdió a uno de sus perritos hace muy poco. Así fue como Lomeli fue a ver al perro al refugio, con la intención de adoptarlo.

Sobre ese momento Lomeli contó que “Meneó la cola y me besó en la cara (…) Llamé a mi mamá y le dije: ‘Mamá, te encontramos al perro’. Ella estaba tan emocionada”. Además, agregó que Peggy está encantada con él “Juega a la pelota y tiene pequeños rincones en su casa donde le gusta dormir. Encajaba perfectamente“.

Lisa Lomeli

El destino quiso que este perrito, ejemplo de la lealtad, pudiera continuar con su vida junto a otra familia que lo hiciera feliz. Además de eso, su hermano Buddy también pudo ser adoptado, lo que los ayudará a superar sus traumas y dedicarse a entregar amor.

Puede interesarte