Por Cristofer García
3 diciembre, 2020

Siempre que veía una procesión fúnebre Tommy se acercaba con la esperanza de que le regresaran a su madre. Lamentablemente, también murió esperando.

Los perros quizás sean los animales más fieles de todos, porque no se han ganado su fama de ser los mejores amigos de las personas por pura casualidad. Un caso más para demostrar que los peludos nunca dejarán de amar a su familia es el de este can, que luego de la muerte de su dueña, no dejó de buscarla esperando un milagro.

Tommy, como se llamaba este amigo de cuatro patas que solía vivir en la población de San Donaci, al sur de Italia, había sido abandonado por su anterior familia hasta que su amada María Margherita Lochi lo adoptó. Desde ese momento crearon un vínculo que perduraría incluso después de la muerte.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Este perrito había llevado una vida muy feliz con su madre humana, que en el momento de rescatarlo tenía unos 57 años. Ella incluso lo llevaba a misa cada vez que iba, para que el peludo no se quedara solo. Así Tommy se hizo conocido en la comunidad de la Iglesia de Santa Maria degli Angeli.

Lamentablemente, María falleció en 2012, dejando un profundo dolor en su fiel compañero. Tan fuerte fue su pérdida que el Tommy se negó a aceptar que su madre había partido, por lo cual la buscaba por todos lados, hasta que decidió frecuentar el lugar tan especial donde siempre iba con ella.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

En esa misma iglesia donde solían ir a escuchar la palabra de Dios, María fue velada y posteriormente enterrada en un cementerio en las cercanías. Por ello, el perrito decidió quedarse para siempre en las instalaciones de esa iglesia y así se lo permitieron, al entender su dolor.

Tommy hace cola en todas las procesiones fúnebres, le dejamos entrar, sobre todo cuando llueve y hace frío. Sería bueno que alguien lo adoptara, dijo en ese momento Antonio de Marco, párroco adjunto de la Iglesia de Santa Maria degli Angeli, según reseñó La Stampa.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

“Es un mestizo de 12 años, muy parecido a un pastor alemán, que ya lleva dos meses yendo a la parroquia casi a diario”, agregó.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Desde el funeral de su madre no dejaba de asistir a la iglesia, esperando que ella volviera. Lamentablemente, Tommy falleció solo unos meses después, en 2013, a la edad de 13 años, según reseñó el medio italiano La Repubblica.

Puede interesarte