Por Valentina Miranda
17 junio, 2022

Negro se ganó el cariño de los empleados a medida que visitaba el lugar para recibir agua y comida, por lo que decidieron adoptarlo y convertirlo en un miembro más del equipo con su propia credencial. “Firulais Aplana Calles. Supervisor de Ruta”, son sus cargos.

No hay lugar en el mundo que no tenga perritos callejeros, ya que el abandono animal es un problema que sigue presente a pesar de la concientización que hay al respecto.

Si bien es prácticamente imposible eliminar estos casos de un día a otro, las personas que se preocupan por el bienestar de estos animales tratan de hacer su aporte dándoles de comer, hidratándolos, rescatándolos y hasta acogiéndolos en sus casas como también empresas.

Así lo han demostrado los trabajadores de un terminal de autobuses en Acapulco (México) luego de haber adoptado a Negro, un can que visitaba el lugar y se ganó el cariño de todos.

Facebook: Amigos de Lucho

Un beneficio que tienen las redes sociales es la facilidad de compartir y conocer historias de distintas partes del mundo, siendo las de perritos unas de las favoritas por los usuarios, sobre todo si se trata de ayudar a uno que no tiene hogar.

Tal es el caso de Negro, el perrito que llegó hace un año y medio a un terminal de autobuses de la ciudad mexicana donde fue bien recibido. Como contó la página “Amigos de Lucho” en Facebook, los trabajadores le daban comida y agua hasta que se convirtió en un amigo más.

Facebook: Amigos de Lucho

Con el tiempo se ganó el cariño y la confianza de los empleados como choferes, auxiliares, boleteros, entre otros, por lo que nunca ha abandonado el lugar desde entonces.

Tanto ha sido el amor que le tienen que decidieron adoptarlo en el terminar y hasta “contratarlo”, dándole su propia credencial con su nombre, cargo y lugar de trabajo. “Terminal Ejido. Firulais Aplana Calles. Supervisor de Ruta”, dice su identificación.

Facebook: Amigos de Lucho

Negro suele pasear por el terminal libremente, y una de sus actividades favoritas es colocarse junto al autobús cuando los pasajeros se van o llegan. “Es un auténtico supervisor. Gracias a todas y todos los trabajadores que lo cuidan y alimentan, ese lomito es una bendición en la terminal de Ejido”, dice la publicación de Facebook.

Así mismo, muchos usuarios se sumaron para agradecer el gesto del equipo y elogiar a Negro por su encanto y empleo conseguido.

Puede interesarte