Por Daniela Morano
9 noviembre, 2018

Para los otros dos pastores belgas era evidente que algo ocurría. No tendrían mucho más tiempo de demostrarle todo su amor a Sef.

Decirle adiós a tu mascota es como decirle adiós a un hijo. Uno no esperaría tener que vivir el resto de la vida sin ellos, pero en el caso de los animales una sabe desde el primer momento que no estarán al lado de una por siempre. Aún más doloroso es saber que una misma podría ser quien debe tomar la decisión de dejarlos ir, porque su salud no les permite resistir más tiempo.

Un usuario en el sitio web Reddit compartió una emotiva historia, que no sólo muestra el dolor de uno como ser humano al ver a su mejor amigo partir, sino que el de su propia especie.

Reddit Rawtashk

Dueño de tres pastores belgas malinois, la mañana en que tomó esta foto al mayor de los tres, Sef, de 11 años, sería sacrificado tras luchar durante varios meses con una grave enfermedad. Y sus dos hermanos lo sabían perfectamente.

«Sabes que tienes un buen chico cuando el veterinario que no suele hacer la eutanasia en casa, se ofrece a hacerlo por Sef», escribió en Reddit. «Y eso es lo que ocurrirá esta mañana. De alguna manera Rhonin y Jana lo saben, porque iban a verlo y lamerlo mientras esperábamos al veterinario».

«Sef se fue al cielo en paz, mientras yo y mi esposa lo acariciábamos y le decíamos que lo amamos y lo mucho que lo extrañaremos. Te amo, Sef. Fuiste el mejor chico que podría tener. Te habría llevado junto a mí por siempre, si hubiese podido, pero no hubiese sido justo para ti».

El dueño de Sef le contó a LADbible que desde que se fue al cielo, sus otros dos perritos han estado un poco tristes. «Aún tenemos dos perros, uno de 5 años llamado Rhonin y una de 2 años llamada Jaina».

 

Reddit Rawtashk

«Rhonin es muy sensible, se le nota que le pasa algo, aunque quizás sólo ve que yo ando más triste. Jaina tiene más energía entonces no parece muy afectada… aunque la noche anterior vino al sofá y comenzó a oler la manta donde dormía Sef durante los últimos cinco meses», contó sobre los días posteriores a su muerte.

De hecho, Jaina sabe que no tiene permitido subirse al sofá pero esta vez simplemente la dejaron. «Quería estar sola, se durmió sin prestarnos atención. Debe saber que algo anda mal o algo sucedió».

No queda duda de que los perros saben cuando algo no está bien con sus humanos, son capaces de sentir mucho de lo que uno mismo siente, aunque quizás no con el mismo tipo de empatía que las personas.

 

Puede interesarte