Por Constanza Suárez
10 enero, 2019

Un anciano estaba triste por la muerte de su perro y quiso adoptar otro. El amor fue instantáneo con este chihuahua abandonado por sus dueños.

En una solitaria noche de mediados de octubre de 2015, un viejo Chihuahua llamado Coco fue entregado al Centro de Adopción y Servicios para Animales de Dallas por sus dueños.

Solo querían deshacerse del perrito y dijeron al refugio que ya no tenían tiempo para cuidarlo. A su llegada, Coco estaba completamente aterrado y no dejaba de temblar.

Facebook / Dallas Animal Services and Adoption Center

El cachorro tenía solo 3 años y pesaba un poco más de 3 kilos.

En noviembre, un anciano llamado Allen entró al refugio en busca de un nuevo compañero canino. De inmediato, puso sus ojos sobre Coco. Allen era un veterano de guerra de 90 años que había servido en un portaaviones en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial, pero tenía una triste historia que contar.

Su querido perro falleció recientemente por lo que una fuerte depresión lo atacó. Se sentía solo hasta que conoció a Coco. Para él, era el destino y amor a primera vista, y también lo era para el animalito.

Facebook / Dallas Animal Services and Adoption Center

Un momento encantador estalló cuando el personal del refugio puso al pequeño cachorro en el regazo de Allen, asombrando a todos en el lugar. Un miembro del personal escribió: “¡Tan pronto como pusimos a Coco en su regazo, ella dejó de temblar! No quitaba los ojos de él, y él no dejaba de sonreírle”, recordó Nicole Hernández, gerente del refugio de servicios para animales de Dallas.

La conexión fue inmediata e incluso Allen no sacó de sus brazos a Coco mientras completaba los trámites de adopción. Estaban juntos todo el tiempo. ¡Esta dulce pareja se merece el uno al otro!

Puede interesarte