Por Luis Aranguren
6 octubre, 2021

El COVID-19 no solo afectó a los humanos, sino también al resto de las especies que dependen de ellos.

Mucho creerían que estar encerrados dentro de casa, mientras nos protegíamos del coronavirus, solo afectaba nuestras vidas como personas. Es comprensible que las relaciones personales cesaran, tener que trabajar desde casa era algo nuevo y en ocasiones estresante.

Pero la cuestión es que esto también afectó a las mascotas, y es que dentro de lo que cabe, ellas tenían una vida ordenada con nosotros.

PA Real Life

Cuando nos encerraron, también las encerraron a ellas, dejando un espacio bastante limitado para hacer deportes, sobre todo a las que viven en departamentos. Un efecto de esto lo sufrió Paolo, un labrador de 5 años que duplicó su peso durante el transcurso del 2020.

PA Real Life

Su dueña, Geraldine Cormack, de 51 años de edad, se sorprendió al saber que su salud estaba deteriorada pues antes jugaba mucho y ahora solo camina 10 minutos.

“Ha sido una combinación de inactividad durante el encierro y la medicación que está tomando para detener sus convulsiones. De cualquier manera, necesitamos que vuelva a tener un peso saludable, ya que no es bueno para él estar tan grande”.

–Geraldine Cormack dijo a MetroUK

Ella asegura que conoce bien a su perro Paolo, lo tuvo desde que tenía 10 semanas de nacido y nunca tuvo tanto peso porque siempre salía a pesar. Lamentablemente, el encierro se hizo un problema para él y retomar su peso ideal se le está haciendo un problema.

PA Real Life

Geraldine no se dio cuenta hasta que lo llevó al veterinario, él sufre de convulsiones y debe tomar medicinas, justo por eso debe mantenerse caminando también.

Antes caminaba desde media hora hasta largos paseos de 3 horas, con los que no tenía ningún problema pero ahora por mucho menos comienza a jadear. Ahora, su vida está tomando un rumbo pues está en una dieta estricta y le han prohibido bocadillos.

PA Real Life

Si bien caminar le cuesta, tienen un sistema que le permitirá volver a acostumbrarse y lentamente ir tomando las medidas que le corresponden. Aunque los perros no se podían contagiar de coronavirus, la enfermedad los afectó porque viven con humanos y dependen de nosotros para algunas actividades.

PA Real Life

Por ahora ha perdido alrededor de 1 kilogramo, pero ese es solo el comienzo, son muchos los kilos que debe dejar atrás para volverse a poner en forma.

Puede interesarte