Por Luis Aranguren
7 octubre, 2021

Con los ojos saltones y su cuello hacia atrás, este can lo pensará dos veces antes de volver a jugar con aquel felino.

Cuando tenemos más de una mascota en casa, es normal ver que en ocasiones tengan algunos problemas, quizás por la falta de entendimiento entre ellos. Aunque tratemos de que se lleven bien y así sea la mayoría del tiempo, es imposible que se mantenga así eternamente.

Pero no todo es malo y es que de aquellos encontrones, en ocasiones podemos ver momentos memorables y algo chistosos dignos de una familia.

Twitter / AnimalsBeingJer

Un ejemplo de esto lo compartió a través de Twitter el usuario, @AnimalsBeingJer, quien en un video mostró el momento en el que un perro es abofeteado por un perro. Y es que el gatito intenta entrar por la ventana y el perro curioso lo observa a ver qué es lo que hacer.

Lamentablemente esa curiosidad terminó en violencia, y es que el felino aunque parezca ser un cachorro, tiene un fuerte carácter y no teme atacar al perro.

Twitter / AnimalsBeingJer

Lo divertido es la reacción del can, quien no atacó o se alejó, sino que optó por colocar un rostro chistoso al sacar sus ojos y parecer bastante sorprendido. Tal vez son amigos y lo encontró de mal humor, por lo que no imaginaba que clavaría sus garritas en su rostro.

Algunas personas comentaron que su reacción fue muy humana y que tenía que ser un perro de caricatura, no comprendían la forma en la que el perro se sorprendía.

Lo más chistoso es que no se inmutó, sino que seguía con la mirada al gatito mientras se quedaba quieto, esperando que no volviese a atacar y siguiera su camino. No cabe duda que le dio un gran susto, que el tamaño no le importó cuando se trataba de esa fiereza.

Al parecer es algo muy común entre este gatito y el perro, pues sus cuidadores solo se quedaron grabando el divertido momento.

Twitter / AnimalsBeingJer

De ser más violentos, es probable que los hubiesen separado porque debemos ser sinceros, ese gatito cabe con facilidad en la boca del perro. Por fortuna, parece que no es alguien violento, sino un perro que se impresiona cuando un gatito lo intenta atacar y se congela.

La mejor pelea es la que se evita y la técnica de este perro va más allá, simplemente se queda quieto hasta que se vaya.

Puede interesarte