Por Diego Aspillaga
10 febrero, 2020

Yukon estaba destinado a morir congelado cuando un hombre se desvió de su camino para rescatarlo. El animal ha logrado recuperarse y pronto estará listo para encontrar una familia que lo cuide como se lo merece.

El invierno en el norte de Estados Unidos puede ser mortal para quien no esté preparado. 

Pixabay

Temperaturas bajo cero, fuertes vientos y mucha nieve son las principales amenazas para los menos afortunados que no tiene un hogar para refugiarse del frio extremo.

Y si bien hay muchas personas que sufren por las bajas temperaturas, son los animales callejeros los que peor lo pasan en esa cruel estación. Las personas pueden pedir ayuda, ir a refugios por su cuenta, solicitar ropa abrigada y comida caliente e incluso quemar cosas para sobrevivir. Los animales callejero no pueden hacer anda de esto.

Pixabay

Este era el caso de Yukon, un tierno perro de raza husky (siberiano) que vivía en las calles del condado de Niagara, en el estado de Nueva York (Estados Unidos) y a quien el invierno lo estaba derrotando.

Renée Jackson

El perro estaba peligrosamente desnutrido, su peso era muy bajo y tenía uy poca energía. Su piel, por otro lado, estaba tan afectada por el frío que ya tenía “quemaduras” provocadas por el congelamiento.

Renée Jackson

Si bien los huskies están naturalmente equipados para sobrevivir en bajas temperaturas, el frío era demasiado y sin comida su cuerpo no producía suficiente calor.

El animal no tenía mucho tiempo. El invierno en Nueva York no perdona a nadie y a medida que pasaban los días, este pobre perro parecía estar destinado a ser otra víctima del frío y el abandono. Pero su destino estaba a punto de cambiar y entregarle otra oportunidad de vivir.

Thomas Jackson conducía con rapidez. La mañana estaba extremadamente helada y la calefacción de su vehículo no era suficiente. Tenía que llegar a su trabajo para participar de una reunión pero sobre todo para tomarse un café y recuperar un poco de la temperatura que había perdido al salir de su casa.

Su objetivo era claro y su mente estaba determinada en lograrlo en el menor tiempo posible. Pero ni las ganas de un café hirviendo, las obligaciones de su oficina ni la inminente reunión fueron suficientes para evitar que este hombre salvara una vida. 

Renée Jackson

Y es que mientras esperaba en una luz roja, vio a al pobre huzky luchando por su vidas. Débil y visiblemente herido, el perrito se tambaleaba mientras buscaba algún lugar para refugiarse del frío que o estaba matando. Thomas no dudó, detuvo su auto, se bajó y recogió al pobre animal.

El perrito lo acompañó al auto sin poner resistencia, no tenía energía para decir que no. Thomas lo cubrió con una manta que encontró en su maletero y lo acariciaba mientras iba a la tienda de mascotas más cercana para comprarle algo para comer, mientras avanzaba en el auto, veía las terribles heridas que el frío le había causado a la piel del animal y agradecía no haber estado en esa situación: nadie se merecía pasar por eso.

Cuando el hombre se acercó con una alta de carne, el animal apenas probó su comida antes de rescatar su débil cuerpo en el asiento trasero del auto. Si bien se veía mal, al menos había comido un poco, lo que significaba que aún tenía energía para salvarse.

Renée Jackson

El trabajo y el café podían esperar, este animal no. Sin perder tiempo, el hombre condujo lo más rápido posible hasta el refugio de animales más cercano, donde tomaron custodia del perrito y prometieron que harían todo lo posible para salvarlo. Y cumplieron con su promesa.

Yukon, como fue bautizado por los médicos y voluntarios que lo cuidan, están en camino a recuperarse por completo. Sus quemaduras están sanando, está subiendo de peso y ya está demostrando la alegría característica de su raza, ademas de una profunda gratitud hacia las personas que le dieron una mano y le salvaron la vida. 

El caso de Yukon fue dado a conocer en redes sociales por la esposa de Thomas Jackson, Renée, en un post de Facebook que se volvió viral. Miles de personas de todo el mundo se emocionaron con la publicación, la compartieron y celebraron que el animal estuviera recuperándose. 

SPCA

El perrito estaba apunto de morir congelado y solo pero gracias a un extraño, Yukon ahora está  punto de ser dado de alta y empezar a buscar un hogar. Y dada la popularidad de sus fotos en internet, es de esperar que no le sea difícil encontrar una familia que lo quiera, lo cuide y se asegure que nunca más pase por algo parecido.

 

 

 

 

 

Puede interesarte