Por Camilo Morales
26 marzo, 2021

“Nos dijeron que vieron una pareja con un perro que coincidía mucho con el nuestro. Nos dieron fotos y no cabía duda de que era él. A partir de ahí, no paramos hasta poder obtener más información”, dijo la dueña de Perseo.

Cuando se pierde un perro genera una gran devastación en sus dueños, pero es más duro aún saber que el animal se perdió porque lo robaron. Eso le ocurrió a una pareja de Morbihan, Francia, quienes sufrieron el robo de su perrito de raza bull terrier.

Inmediatamente después de conocer su desaparición, la pareja, Queuma Dos Santos y Maycon Lima, hicieron una publicación en Facebook dando las características físicas principales de su perro Perseo, para encontrar algún usuario que lo haya ubicado en algún lugar.

Facebook Queuma Santos

Según informó el medio local Actu Morbihan, la pareja logró dar con una persona que les dio información sobre su paradero, a 700 kilómetros de donde ellos vivían. “Tan pronto como desapareció, tuvimos el testimonio de una persona que dijo haber visto un automóvil detenerse en una rotonda“, comentó Queuma.

Luego agregó que la persona les comentó que “una pareja salió del vehículo para llamar al perro para que se acercara a ellos. A partir de ese momento se nos ocurrió que lo habían robado“.

Facebook Queuma Santos

Era tanta la desesperación que incluso pusieron una recompensa de 2.300 dólares para quien trajera de vuelta a Perseo hasta casa. “Nos dijeron que vieron una pareja con un perro que coincidía mucho con el nuestro. Nos dieron fotos y no cabía duda de que era élA partir de ahí, no nos soltamos para poder obtener más información“, comentó la pareja.

Y estaban decididos a seguir adelante, así que lograron contactar a otra pareja de quienes sospechaban de haber sido los secuestradores del perrito. “Cuando nos pusimos en contacto con ellos, una mujer nos dijo que vio nuestro anuncio y que alguien le había dejado un perro muy parecido al nuestro. Fingiendo que no sabía nada, le pedí fotos“, contó Queuma.

Facebook Queuma Santos

Ahí fue cuando arreglaron una cita con ellos. Según contó la pareja, la mujer “quería que le diéramos la recompensa de 2.300 dólares, pero eso estaba fuera de discusión. Ella indicó que no quería dejarlo en el veterinario para que no durmiera en una jaula. Teníamos miedo de que nos chantajeara, pero mantuvimos la calma y le seguimos el juego“.

Finalmente lograron rescatar a su perrito, sin pagarle ningún peso a la supuesta pareja que lo había secuestrado. El perro se encontraba en buen estado, pero los dueños dijeron que había perdido tres kilos y que tenía “mucha sed“.

Facebook Queuma Santos

Tenemos una cita con el veterinario mañana para hacer un balance y asegurarnos de que está bien (…) Imagino que para él fue complicado“, cerró Queuma, que ahora podrá volver a abrazar a su perro Perseo, tras 20 días de búsqueda.

Puede interesarte