Por Daniela Morano
8 junio, 2017

Un incompetente total.

La policía australiana reclutó a un pastor alemán para ser uno de sus nuevos trabajadores. La raza suele ser una que usualmente oficiales ocupan ya que son disciplinados, fuertes y sensibles. Según Brisbane Times, durante el tiempo en que fue entrenado, Gavel vivió en Fernberg, la residencia oficial del gobernador Paul de Jersey en Brisbane.

Desconocemos la razón por la que oficiales del gobierno deben acoger a animales policías, pero Gavel parece excelente compañía. Durante meses la cuenta oficial de Twitter del gobernador se llenó de fotos del adorable Gavel.

Los entrenadores de Gavel comenzaron a notar que quizás no tenía lo necesario para ser un perro policía, porque siempre estaba demasiado ocupado ganándose el cariño de todos. Incluso del gobernador.

En febrero decidieron que era demasiado sociales para trabajar. Los entrenadores culparon a Gavel de ser demasiado sociable, pero deben admitir que nadie no podría enamorarse de él.

Ahora fue nombrado el primer vice perro oficial. Sus tareas incluyen acompañar al gobernador en sus giras, eventos formales.

Al menos ahora sabemos que encontró su verdadero destino.

Puede interesarte