Por Luis Aranguren
7 enero, 2020

La pirotecnia se mantuvo por toda una noche, suficiente para generar pánico y hacer que corriera hasta romper sus almohaditas.

Durante la víspera de Año Nuevo en Gales del Norte, el condado de Conwy decidió que la mejor forma de celebrar era con fuegos artificiales. Durante 15 minutos seguidos decidieron explotar cientos de cohetes, que si bien se veían bonitos también hicieron mucho daño.

Especialmente a Amy, una galgo que al escuchar la pirotecnia explotar salió disparada al jardín trasero de su familia y sin encontrar algún escape se fue sin más hasta desaparecer.

Kennedy News and Media

Por más de 30 horas se desapareció esta amada perrita, siendo encontrada tras una fuerte búsqueda de sus dueños. Fue más de un día en los que Joanne y Nick Gardner estaban preocupados, además sus hijos lloraban por el desespero.

Al no tener agua que beber, estuvo claramente deshidratada y por mala suerte no fue lo único sino que además tenía sus patitas rotas.

Kennedy News and Media

Después de lidiar con el sufrimiento de que se las desinfectaran, de forma inmediata hubo que vendarlas. Una consecuencia terrible para lo que muchos pensaron que era diversión, por esto hay que considerar esa clase de acciones.

El perro fue encontrado en el patio de un vecino tirada, imaginan que trato de volver a su hogar pero como estaba cansada y adolorida no pudo seguir según dijeron a Kennedy News and Media.

Kennedy News and Media

El 2 de enero fue una de las fechas más difíciles para ambos, tenían que volver al trabajo pero sus mentes estaba con Amy. Querían que volviese a casa pronto, sabían que necesitaba ayuda porque no estaba acostumbrada a dormir en la calle.

«Fui a trabajar preocupado por la enfermedad, cuando Nick llamó para decir que la habían encontrado, me puse a llorar. Llamé a mi madre y ella estaba llorando, todos estaban en la luna, solo quería volver a casa del trabajo y verla».

-Joanne Gardner

Kennedy News and Media

Una historia que terminó bien por suerte pero fue algo que se pudo evitar, además de contaminantes los fuegos artificiales son peligrosos para los animales quienes tienen oídos sensibles y se desesperan.

Puede interesarte