Por Lucas Rodríguez
18 mayo, 2020

Lo rescataron de vivir en las calles. Pero luego de demasiado tiempo sin un dueño, Grey comenzó a sufrir las consecuencias.

Lo peor que podemos decir de los refugios para mascotas, es que son un mal necesario. La verdad es que no hay una mejor alternativa para lidiar con la cantidad de perros y gatos abandonados por dueños irresponsables, que llevarlos a un lugar donde van a estar cuidados y alimentados, pero donde nadie se podrá hacer cargo de ellos de la manera en la que realmente lo necesitan. Generalmente terminan pasando la mayor parte de sus días en jaulas.

Sophie Gamand/Wags To Riches Photography

Por supuesto que es mejor eso a que estén intentando sobrevivir en las calles, especialmente si nos encontramos en las fechas en las que las temperaturas comienzan a dispararse. Puede que pasen días enteros sin hallar más comida que uno que otro resto en la basura de una familia como la tuya o la mía. Si tienen mala suerte, puede que crucen la calle en el momento incorrecto.

Sophie Gamand/Wags To Riches Photography

De todas maneras, hay refugios que hacen hasta lo imposible por darle una buena vida a sus mascotas. El problema, es que por mucha buena voluntad que tengan, el objetivo de ellos siempre va a ser darles acomodaciones temporales a las mascotas. Su verdadero trabajo está en conseguir que alguna familia adopte a esta mascota.

Sophie Gamand/Wags To Riches Photography

Los refugios no están hechos para alojar a una mascota por años y años. Desgraciadamente, eso es lo que termina por ocurrir con demasiada frecuencia. No es culpa de nadie: los encargados hacen lo mejor que pueden por difundir los retratos de los perros y contactar a los interesados. Pero muchas veces, simplemente no se da la conexión suficiente.

Sophie Gamand/Wags To Riches Photography

Así fue con Grey, un perrito de raza mezclada que fue recogido una noche. De ese momento ya datan cuatro años. Cuando fue sacado de las calles, el pequeño Grey se encontraba lleno de dicha. Ahora tendría gente cuidando de él. Comida varias veces al día. Y si se portaba bien, una nueva familia lo invitaría a pasar el resto de su vida con ellos. Pero ese día nunca llegó.

Sophie Gamand/Wags To Riches Photography

La sociedad protectora de mascotas Calhoun County Humane Society realizó una sesión de fotos para demostrar cómo el paso del tiempo a afectado al pobre Grey. Desde su entusiasmo y pelaje recién bañado, el pobre ahora se ve duro y golpeado. Si tenemos en cuenta que esta es la versión de su vida en la que fue rescatado de las calles, nos cuesta creer su deterioro. 

 

Puede interesarte