Por Mariana Meza
22 enero, 2021

Roger es un perro cariñoso que ama acurrucarse en cualquier lugar. Su dueña lo encontró atrapado y lo subió a TikTok.

Todos los días somos testigos de los actos de ternura de los animales hacia sus dueños y de las travesuras que hacen para entretenerse y pasar el rato. Algunos de los que más se viralizan son los perros que son grabados por sus amos y publicados a las redes sociales populares, como lo es actualmente TikTok.

Hoy te contaremos la historia de Roger, un perro popularmente conocido como salchicha que ama todos los lugares que sean acogedores y donde pueda descansar lo más cómodo posible. Tanto es así que incluso se mete en las mangas del chaleco de su dueña y se transforma en un burrito.

“AMA los acurrucados”, dijo su madre Autumn Nelson al sitio de animales The Dodo. Y es que Roger es bien particular porque “le gusta mucho trepar y poner una pata en cada uno de nuestros hombros para dar lo que llamamos ‘abrazos de cara'”, agregó Nelson, quien también contó que a su perro le gusta jugar con sus gatos y acurrucarse junto a ellos para dormir una siesta. Es muy acogedor.

Autumn Nelson

La dueña también comentó que una de las actividades favoritas de su perro Roger, que lleva siete años con ella y su familia, es excavar. Y aquí viene el dato más entretenido de la historia de este perro: últimamente se ha vuelto fan de meterse en las mangas de los suéter de Autumn, quien por supuesto se ha encargado de registrar el momento en el que el animal se ve igual a un burrito. Aunque confiesa que no le gusta mucho debido a que después no sabe cómo salir de ahí.

“Lo hizo por primera vez hace unas semanas… lo había escuchado lloriquear arriba cuando lo llamé para que saliera y lo encontré atascado en mi suéter”, dijo Autumn a The Dodo y añadió que “por ​​supuesto que me reí para y decidí que ¡tenía que documentarlo antes de sacarlo! Simplemente me miró fijamente y tuvo una mezcla de vergüenza”.

Y es que Roger parecía un burrito y, aunque no lo encontró tan divertido como creía, era una lugar bastante acogedor. Sin embargo, parece que no aprendió la lección porque volvió a quedar atrapado dos veces más. “Cada vez que lo encontré fue porque finalmente decidió salir, pero no pudo, así que se quejaba. Iría a mi habitación para encontrarlo nuevamente con otro suéter“, contó Nelson a sitio de animales.

Autumn Nelson

Aunque parece que los suéter no son la única prenda de ropa que le gusta a Roger. “Siempre se ha escondido en cestas de ropa y en mantas. De alguna manera se envuelve en ellos como un burrito, pero nunca hizo lo del suéter hasta la otra semana. Ahora tenemos que esconder nuestra canasta de ropa sucia en el armario”, confesó la dueña.

Autumn Nelson

Por ahora, Autumn tendrá que mantener sus abrigos escondidos hasta que Roger encuentre un nuevo lugar para acurrucarse y descansar de su estresada vida de perro.

Puede interesarte