Por Constanza Suárez
23 enero, 2020

En el adorable video se ve como el labrador gruñe y hace muecas mientras el gatito lo lame.

Históricamente, los perros y gatos han ostentado la fama de que son enemigos naturales. Incluso sus personalidades pertenecerían a mundos distintos, según la cultura popular los ha graficado, siendo los perros leales y tranquilos, mientras los gatos astutos y hasta traicioneros.

A pesar de esta caricaturesca presentación, al parecer son solo animales que si podrían convivir en comunidad. Aunque un reciente video grabado en Nueva Jersey, Estados Unidos refutaría esta afirmación.

Unsplash

Una graciosa escena fue captada cuando un gatito comenzó a “limpiar” a punta de lengüetazos a su compañero, un lindo perrito, en su casa en Bedminster. El felino se ve feliz, pero el perro rápidamente cambia su expresión a disgusto. De hecho suelta unos adorables gruñidos y muecas.

ViralHog

Mira el video: 

El labrador arruga la cara, comienza a gruñir y muestra sus dientes afilados mientras evita el contacto visual con el gatito. Es hilarante. 

La mascota de la familia solo parece querer paz y tranquilidad. Pero el gatito no está interesada en dársela, porque sigue como si nada pasara. Lame su cuello y la cabeza. 

ViralHog

El perro solo se enoja cada vez más. A pesar de su enojo, no pierde la paciencia y se mantiene en su puesto.

ViralHog

La nariz del perro continúa temblando mientras se resiste a morder al lindo felino. Se ve como contiene su rabia frente a esta situación. 

ViralHog

“Mi gato cree que necesita limpiar a mi perro todas las mañanas. Mi perro no cree que deba limpiarse”, aseguró el dueño del par. 

 

 

 

Puede interesarte