Por Luis Lizama
10 febrero, 2020

Su colega, el oficial Roger Reynolds, le ofreció un último bocado, mientras anunciaban su retiro a través de la radio. Así fue el adiós de Bruno.

Los perritos tienen facultades muy especiales y únicas. Su olfato, fiereza y astucia los hacen fieles compañeros de la policía. Son leales y pacientes, ideales para desempeñar labores en instituciones uniformadas. Cuando llega el momento de su retiro, la tristeza invade a sus equipos y son despedidos como verdaderos héroes, así como en este caso, con Bruno.

Es un perrito policial y disfruta de un rico sandwich de helado en su último día de servicio. El oficial Roger Reynolds, su compañero en estos 7 años de labores, le ofreció ese delicioso bocado. Adiós, compañero Bruno. 

Oro Valley Police Department/Facebook

El departamento de la policía de Arizona ha despedido a uno de sus mejores funcionarios. Laburó durante siete años de forma impecable y amistosa, haciendo grandes amigos y compartiendo gustos con más de un oficial humano. 

Su colega de vehículo, el oficial Roger Reynolds, fue el encargado de acompañarlo en su última jornada, homenajeándolo con un rico sándwich de helado.

El día de su adiós fue todo un placer. Mientras sus compañeros anunciaban el hecho a través de su radio policial, él saboreaba ese delicioso manjar. Un momento épico y lindo para Bruno. 

Te dejamos el video del bello momento de su despedida:

K-9 Bruno’s last day at work.

K-9 Bruno, on behalf of the Oro Valley Police Department, thank you for your dedication and service to your fellow officers and the community. Enjoy retirement! Good luck not tearing up on this one folks. #OroValleyPD #RetirementLife#IceCreamTime#BellyRubs

Posted by Oro Valley Police Department on Saturday, February 1, 2020

Así se despedía uno de los orgullos de la policía de Arizona.

«Esta transmisión es para K-9 Bruno. Acaba de terminar su último turno de servicio y ahora se dirige a la jubilación. Gracias por sus siete años de servicio. Gracias por todo su arduo trabajo y por asegurarse de que su conductor llegue a casa seguro todas las noches».

Relató la radio policial mientras Bruno disfrutaba su sándwich.

Oro Valley Police Department/Facebook

Corría septiembre del 2013 cuando un pequeño perrito, de raza Malinois belga (Pastor belga), hacia su estreno en la policía de Estados Unidos. 

Fue entrenado y certificado a nivel nacional, en tácticas para detección de narcóticos.Desde aquel entonces pasaron varios años y el legado de Bruno será eternamente recordado.

«Los oficiales de este departamento te extrañarán. Disfruta tu retiro».

Puede interesarte