Por Lucas Rodríguez
23 marzo, 2021

La historia de este cachorro abusado ha ido solo para mejor: ha recuperado peso, sanado sus heridas e incluso, recibido un nuevo nombre: Kei. Su gran desafío ahora, es recuperar la confianza en las personas.

Hace un par de semanas atrás, te contamos sobre uno de los casos de abuso más grave y grotescos que hemos visto. Se trataba de un cachorro de no más de un par de meses de vida, que fue encontrado al costado de un camino. El pequeño estaba herido, desnutrido y sufría de hipotermia, pero lo más grave de todo, era que a su lado había una valija con el exterior rajado.

@legadelcanetrani

No había que ser un detective para unir los puntos: el cachorro había sido encerrado dentro de la valija y arrojado desde un auto.

@legadelcanetrani

La Lega Del Cane Trani, un refugio ubicado en la Italia natal del cachorro, fue quienes lo adoptaron, luego de que fuera notado por alguien que pasaba y rescatado por las autoridades. Las primeras semanas luego de que llegara con ellos fueron clave: el perrito necesitaba muchos cuidados, tanto inmediatos (sanar sus heridas y entablillar algunas fracturas), como a largo plazo (alimentarlo para que recuperara el peso perdido y pudiera estabilizarse). 

@legadelcanetrani

Todo le fue dado con el cuidado y la atención necesarias. Pero había un problema: Kei, como lo bautizaron sus nuevos cuidadores, había perdido toda la confianza en las personas.

@legadelcanetrani

No era que el cachorro no solo no cooperara para recibir ayuda, sino que se ocultaba y evitaba el contacto con las personas. Cualquier persona con algo de experiencia con animales, sabe que esto solo puede ocurrir en un cachorro que ha sido víctima de graves abusos, a manos de personas maliciosas y crueles.

@legadelcanetrani

Teniendo en cuenta que sus dueños anteriores lo abandonaron dentro de una valija cerrada, lo menos que se podía esperar de Kei era que no tuviera a los humanos en la mejor de las estimas.

@legadelcanetrani

Luego de un dedicado trabajo para mejorar las relaciones con el Kei, se ha estado acercando más a sus cuidadores. Ya entiende que ellos están ahí para ayudarlo. Incluso, en ocasiones se ha dejado acariciar. Todos entienden que la clave para rehabilitarlo por completo es una sola:

“No sabemos, y estamos tratando de entenderlo, si estamos ante un simple cachorro inexperto, que descubre un mundo que desconoce y no sabe cómo comportarse, o si algunas manifestaciones se deben a lo que ha sufrido, lo cierto es que quien adopte a Kei se llevará un perro para reconstruirlo, física y psicológicamente y tendrá que ser consciente del compromiso que esto supondrá”

–Cuidadores de Kei, por el Facebook de la Lega Del Cane Trani

@legadelcanetrani

Es un gran compromiso, pero nos da esperanza saber que Kei ya se encuentra en el último paso de su recuperación: encontrar un hogar donde quedarse a vivir.

 

Puede interesarte