Por Lucas Rodríguez
7 octubre, 2021

Las redes sociales del servicio de transporte informaron sobre la situación de “Temo”, el cachorro que había caído a las profundidades de sus túneles. Más allá de su herida, resultó sano y salvo: solo le hace falta volver con sus dueños.

Todos los días, cientos de personas en las ciudades más grandes del mundo, dependen del transporte público subterráneo para llegar a sus trabajos. Es uno de los inventos que cambió la manera en la que trabajamos, ofreciendo una manera de cruzar amplios tramos de la ciudad en una fracción de lo que nos demoraríamos en el exterior.

Pero al mismo tiempo, es un sistema que requiere de nuestra capacidad humana de entender las cosas para funcionar.

Unsplash – Imagen Referencial

Decimos esto porque para el resto de los animales con los que compartimos la vida en la ciudad, entender que hay túneles subterráneos a los que no hay que bajar por ningún motivo (so pena de encontrarnos de frente con un tren que viaja a altas velocidades), es algo que los perritos callejeros no logran entender del todo. 

Es por esto que los especialistas en velar por el adecuado funcionamiento del metro saben que tienen que tener un ojo abierto a la presencia de animales. No es raro escuchar que el metro de Ciudad de México, un servicio que alimenta una ciudad enorme como aquella, con frecuencia se encuentre con perritos abandonados en sus vías. 

Unsplash – Imagen Referencial

Así mismo ocurrió en la historia de Temo, el más reciente de estos callejeros en requerir la ayuda de las autoridades del metro de Ciudad de México.

Unsplash – Imagen Referencial

Temo es un cachorro mestizo, que por sus colores recuerda a un perdiguero, solo que es más pequeño. Las autoridades lo rescataron luego de encontrarlo rondando por los túneles, una historia que compartieron por sus redes sociales: 

“RT para que la familia de “Temo” lo pueda encontrar. Hace 2 semanas fue rescatado de las vías de Cuauhtémoc L1. Actualmente se encuentra en recuperación en el Centro de Transferencia Canina del Metro, ya que tiene una fractura en su patita derecha”

–Metro de Ciudad de México por Twitter

@MetroCDMX

Las historias de cachorritos que necesitan de la ayuda de las autoridades para salir del metro son bastante comunes. Lo más destacable es cuando la historia incluye medidas drásticas tomadas de parte de las autoridades para resguardar al cachorro: en no pocas de estas historias, el flujo del metro fue interrumpido completamente, con el fin de que el cachorro en problemas no corriera el mas mínimo riesgo. 

En el caso de Temo, el solo resultó con una fractura en su patita.

Puede interesarte